Público
Público

BP logra cortar la tubería por la que fluye el vertido

La petrolera tratará ahora de sacar el crudo al exterior. Obama visitará mañana la costa de Luisiana. Las agencias de calificación bajan puntos a BP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

British Petroleum (BP) logró cortar hoy la tubería subterránea por la que fluye petróleo al golfo de México e intentará ahora acoplar una caja para intentar trasladar el crudo a la superficie a un contenedor.

La tubería estaba conectada al sistema de prevención de explosiones (BOP), un complejo entramado de válvulas que debería de haber sellado el pozo por el que fluye carburante desde hace 45 días cuando explotó la plataforma operada por BP y causó once muertos.

Se trata, al igual que ha ocurrido con los intentos previos para contener el derrame, de una operación con un final incierto, afirmó hoy en rueda de prensa el comandante de la Guardia Costera estadounidense Thad Allen.

El oficial dijo que el corte en la tubería fue irregular debido a problemas iniciales con la sierra operada a control remoto, lo que podría dificultar la colocación de la caja para recoger los cientos de miles de litros de crudo que contaminan el golfo de México. 'Tendremos que ver cuando se instale la capucha lo efectiva que es', declaró Allen, quien describió lo ocurrido hoy como 'un significativo paso adelante'.

BP ha advertido de que aunque el sistema funcione no se detendrá por completo el derrame de petróleo. La solución definitiva no llegará hasta que finalicen las labores para excavar dos pozos alternativos con los que se tratará de capturar el crudo, pero la operación podría prolongarse hasta agosto lo que ampliaría el ya enorme desastre ecológico actual.

Mientras tanto, el consejero delegado de BP, Tony Hayward, reconoció en una entrevista hoy con el diario Financial Times que la empresa no estaba preparada para un evento catastrófico como este.

El ejecutivo calificó de crítica 'totalmente justa' decir que la compañía no estaba preparada para un derrame en las aguas del golfo de México, donde exploraba un pozo a 1.500 metros de profundidad. 'Lo que es indudablemente cierto es que no teníamos las herramientas necesarias' para hacer frente a la situación, reconoció el ejecutivo.

La multinacional accedió hoy a costear los 360 millones de dólares (295 millones de euros) que costará erigir barreras de arena para proteger los pantanos del estado de Luisiana de los efectos del derrame.

BP dice haber gastado ya unos 990 millones de dólares (811 millones de euros) en los esfuerzos de contención y limpieza y en indemnizaciones por la catástrofe.

El vertido ha llevado, además, a las acciones de BP a perder una tercera parte de su valor en Bolsa, e hizo que las agencias de calificación de riesgo Fitch y Moody's rebajaran hoy la calificación que asignan a la petrolera.

En medio del desastre, la Casa Blanca anunció hoy que el presidente Barack Obama volverá mañana a la costa de Luisiana, la zona más afectada por el derrame. Esta será la tercera visita que realiza Obama a la zona en algo más de un mes.

Mientras tanto grupos de activistas organizados en la campaña 'Seize BP' iniciaron hoy una semana de manifestaciones en 50 ciudades de EEUU para protestar por la situación en las aguas del golfo de México y pedir que se intervengan los activos de la multinacional británica.