Público
Público

El calcio protege al feto de los riesgos del plomo: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

Consumir suplementos decalcio en el embarazo reduce los niveles maternos de plomo ensangre y, por lo tanto, el peligro de la exposición fetal almetal tóxico, demostró un nuevo estudio realizado en México.

"Se puede ver claramente que cuanto más calcio consume unapersona, más bajan sus niveles en sangre", dijo a ReutersHealth la doctora Adrienne S. Ettinger, de la Escuela de SaludPública de Harvard, en Boston, que codirigió el estudio.

Durante el embarazo, las mujeres necesitan más calcio paraayudar a la formación de los huesos del bebé y sus organismospotencian la reabsorción del propio tejido óseo paraobtenerlo.

Esto, a la vez, hace que el plomo almacenado en los huesosingrese a la circulación sanguínea, lo que expone al feto almetal. Esto puede afectar su desarrollo neurológico yprovocarle una lesión cerebral de largo plazo.

Existe evidencia de que el calcio puede prevenir laliberación ósea de plomo, precisaron los autores del estudio enla revista Environmental Health Perspectives.

El mismo equipo había descubierto que las mujeres que tomancalcio durante el período de lactancia tenían niveles de plomoen sangre y leche significativamente inferiores.

Para investigar el efecto de los suplementos de calciosobre el embarazo, "que es el período de mayor importancia parala transferencia materna-fetal de plomo", el equipo le indicóal azar a 670 embarazadas consumir 1.200 miligramos (mg)diarios de calcio o de placebo.

El 35 por ciento de las participantes dijo que usabanvajilla vidriada con plomo para servir, guardar o preparar lascomidas.

Los niveles de plomo en sangre disminuyeron alrededor de un11 por ciento en las mujeres que consumieron calcio. Las que lohicieron en las dosis más altas fueron las que más sebeneficiaron; las que consumieron el 75 por ciento o más de lacantidad recomendada de píldoras de calcio lograron reducir un24 por ciento el plomo en sangre.

Las mujeres que comenzaron con los niveles de plomo ensangre más altos lograron una reducción promedio del 17 porciento del plomo en sangre.

Entre las mujeres con altos niveles iniciales de plomo ensangre que utilizaban la vajilla vidriada con plomo, el calcioles permitió disminuir un 31 por ciento el nivel de plomo ensangre.

Estados Unidos prohibió el uso de nafta con plomo acomienzos de los años 70, de modo que la mayoría de las mujeresen edad reproductiva en el país no tienen niveles altos deplomo en los huesos, explicó Ettinger.

Pero las que trabajan en la fabricación de pilas obaterías, minería u otras ocupaciones que incluyen laexposición al plomo, aseguró, siguen en una situación deriesgo.

"No es una gran cantidad de mujeres, pero las que estánlaboralmente expuestas, lo estarían a niveles altísimos", dijola investigadora.

En una gran cantidad de países en desarrollo, donde sesigue usado combustible con plomo o acaba de prohibirse y esfrecuente la exposición laboral o en el hogar al plomo, lasmujeres también están en una situación de alto riesgo.

La disminución de los niveles de plomo en sangre que elequipo observó fue relativamente modesta.

"No sugerimos que la población tome una píldora y pienseque todo estará bien. Además de reducir las fuentes deexposición, ese podría ser un método importante de prevención",dijo la autora.

Ettinger señaló también que las mujeres en Estados Unidossuelen recibir información sobre el uso de vitaminasprenatales, aunque sus niveles de calcio varían mucho.

"Es importante tomar conciencia de la dosis que elorganismo recibe de los suplementos e identificar con el médicolos factores de riesgo de la liberación ósea de plomo; si esasí, entonces sería necesario agregar calcio adicional", indicóla autora.

FUENTE: Environmental Health Perspectives, 2 de septiembredel 2008