Público
Público

La capital suroseta pasa una noche en calma tras el anuncio del fin de las hostilidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tsjinvali, la capital de la región separatista georgiana de Osetia del Sur, pasó una noche en calma tras el anunció ayer del fin de las acciones militares, informó hoy la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

"Prácticamente no se oyeron disparos, salvo uno que otro tiro aislado", comunicó la agencia oficial, que destacó que no hubo disparos de armamento pesado, artillería y tanques.

Las autoridades de la autoproclamada república de Osetia del Sur señaló que no hubo heridos a causa de los disparos aislados, calificados de "provocación contra las tropas de paz rusas".

Rusia y Georgia aceptaron el plan de arreglo presentado la víspera por el presidente galo, Nicolas Sarkozy, en nombre de la Unión Europea (UE) y que prevé el retorno de las tropas rusas y georgianas a sus posiciones de antes del conflicto.

Sarkozy, mediador en el conflicto bélico en calidad de presidente de turno de la UE, logró el consentimiento de ambos países en sendas visitas relámpago a Moscú y Tiflis para consensuar el plan con los presidentes ruso, Dmitri Medvédev, y georgiano, Mijaíl Saakashvili.

Poco antes de la llegada de Sarkozy ayer a Moscú, Medvédev anunció el fin de las operaciones militares rusas en Georgia.

"El objetivo de la operación para imponer la paz se ha cumplido. La seguridad de las tropas de paz y de los ciudadanos rusos está garantizada", dijo Medvédev en alusión a los habitantes de Osetia del Sur.

Pese al anuncio de consenso sobre el plan de arreglo de seis puntos aún quedan obstáculos por sortear, en particular, esto se refiere al sexto punto, que indica que se abrirá un debate internacional para decidir el futuro estatus de las separatistas Osetia del Sur y Abjasia y determinar la vía que garantice su seguridad.

A juzgar por todo, esta última exigencia ha sido una demanda de Moscú para aceptar el plan de la UE en su totalidad