Público
Público

Las casas reales europeas dieron su último adiós a Carlos Hugo de Borbón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los representantes de las casas reales y de la nobleza europeas acudieron hoy a la Basílica de la Steccata, en Parma, norte de Italia, para dar el último adiós a Carlos Hugo de Borbón y Parma, que será enterrado en la cripta que la familia tiene en este templo.

El histórico líder carlista falleció el pasado 18 de agosto en Barcelona a la edad de 80 años a causa de un cáncer.

El funeral comenzó a las 12:15 hora local (10:15 GMT) y fue oficiado por el obispo de Parma, Enrico Solmi, y concelebrado por el arzobispo emérito de Rotterdam (Holanda), Ronald Philippe Bar.

Según comunicó la familia Borbón Parma, tras este funeral el primogénito de Carlos Hugo De Borbón y Parma, Carlos Javier, asumirá oficialmente la herencia de los títulos como duque de Parma y Piacenza y como Gran maestro de los Ordenes Dinásticos a los que pertenecía el padre.

La familia Borbón Parma confirmó la presencia en el funeral del Gran Duque Enrique de Luxemburgo; el Príncipe De Orange, Guillermo Alejandro, y su esposa Máxima, en representación de la Reina de Holanda.

La nobleza europea estuvo representada por la archiduquesa Mónica de Habsburgo; el gran duque de Toscana, Sigismondo Habsburgo-Lorena; el archiduque Martín de Habsburgo; el príncipe Lowenstein, por parte de la casa Imperial de Prusia, y como miembro la nobleza alemana, el príncipe Isenburg.

También llegaron a Parma representantes de las Ordenes a las que pertenecía el fallecido, como Gherardo Hercolani Fava Simonetti en representación del Gran Maestro del Orden de Malta; el príncipe Diofebo Meli Lupi de Soragna, gran canciller del orden Costantiniano y de San Jorge, entre otros.

Así como representantes del pequeño Estado de San Marino, el embajador de Holanda en Italia y la embajadora de Chile en Marruecos.

Entre las coronas de flores enviadas al funeral se encontraban las de la reina de Holanda y también de los Reyes de España.

La capilla con los restos mortales se abrió el pasado miércoles en la sacristía de la Basílica parmense y algunos centenares de personas han pasado para dar el último adiós al duque de Parma y Piacenza.

Carlos Hugo de Borbón y Parma será enterrado junto con sus antepasados vestido con un hábito benedictino, la orden religiosa a la que se sentía muy vinculado, y con la boina roja de su padre, Don Javier de Borbón Parma y Braganza, entre las manos.

Tras su muerte se había celebrado un funeral en Barcelona y después sus restos mortales viajaron a Holanda, donde tenía el título de príncipe tras casarse con la princesa Irene de Holanda, hermana de la actual Reina Beatriz, de la que se divorció en 1981, y con la que tuvo cuatro hijos.

El duque de Piacenza y Parma, Carlos Hugo nació en París el 8 de abril de 1930 -como primer hijo varón de Javier de Borbón Parma y Braganza y de Magdalena de Borbón Busset- y se casó con la princesa Irene de Holanda en 1964, para lo cual la hermana de la reina Beatriz se convirtió al catolicismo.

Era descendiente directo por vía paterna, al igual que la Casa Real española, de Felipe V, primer rey Borbón en España

En 1975, tras la abdicación de su padre, se convierte en cabeza dinástica de la Casa Borbón Parma, la rama carlista que pretendió situar a los Borbón Parma en el Trono de España.

En 1977 fue elegido presidente del Partido Carlista, que abandonó en 1979 tras intentar sin éxito conseguir un escaño en las elecciones generales.

En marzo de 1978 declaró no tener ninguna pretensión de aspirar a la Corona española.