Público
Público

Cerca de 60 grupos cívicos presionan a Obama para que renegocie el TLCAN

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cerca de 60 Grupos cívicos de Estados Unidos instaron hoy al presidente electo, Barack Obama, a que, tras asumir la presidencia, cumpla su promesa electoral de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La Alianza para un Comercio Responsable circuló hoy en su página de Internet una carta que cerca de 60 grupos cívicos enviaron la semana pasada a Obama para que, mediante la renegociación del TLCAN, se elabore "un modelo alternativo de comercio en el que primen los intereses del pueblo y del medio ambiente sobre las ganancias de las corporaciones globales".

La Alianza divulgó la misiva como parte de su campaña de presión y aprovechando el primer encuentro cara a cara que hoy tuvieron Obama y el mandatario mexicano, Felipe Calderón.

Durante las primarias, Obama dejó entrever que estaría dispuesto a renegociar el TLCAN, suscrito por EE.UU., México y Canadá y puesto en marcha en enero de 1994, para que el pacto trilateral incluyese más protecciones laborales y ambientales.

En sus declaraciones a la prensa tras el almuerzo y reunión en el Instituto Cultural Mexicano, ni Obama ni Calderón aludieron al TLCAN, al que los sindicatos estadounidenses han culpado por la pérdida masiva de empleos manufactureros en Estados Unidos.

De hecho, el mandatario mexicano ha advertido en numerosas ocasiones de los efectos nocivos que tendría una corriente proteccionista o la renegociación del TLCAN.

En noviembre pasado Calderón hizo esa misma advertencia durante la cumbre de líderes del G-20 en Washington, y después en la del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) en Lima.

Para Calderón, las posiciones más proteccionistas sólo servirían para aumentar la inmigración ilegal de mexicanos hacia EE.UU.

En la carta, la Alianza elogió que, en su página de Internet, Obama ha dicho que tanto él como el vicepresidente electo, Joe Biden, consideran que el TLCAN y su potencial fueron sobrevalorados ante la opinión pública.

Agrega que, para Obama, los acuerdos comerciales deben servir para propagar buenas normas ambientales y laborales.

Esa postura, según la Alianza, es "un buen comienzo para una revisión de la política comercial estadounidense", aunque insistió en que "futuros acuerdos entre los países deben trabajar para el pueblo de cada país".

Estados Unidos requiere un nuevo modelo comercial que incluya medidas "que apoyen el desarrollo internacional, los derechos humanos y metas de corte ambiental", indicaron los grupos en la carta de seis páginas.