Público
Público

Chávez promete a Uruguay petróleo «para 100 años»

El presidente Mujica estrecha relaciones con Venezuela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente electo uruguayo, José Pepe Mujica, estrenó esta semana, con motivo de la cumbre de presidentes del Mercosur en Montevideo, su faceta diplomática. Y lo hizo reuniéndose con el mandatario venezolano, Hugo Chávez, al que manifestó su deseo de estrechar las relaciones entre ambos países en lo que fue el único encuentro oficial que mantuvo con los líderes asistentes a la cumbre.

Aunque Mujica siempre ha declarado su afecto y sintonía con Chávez y el presidente boliviano, Evo Morales, no ha dejado de señalar que su referente es el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva. Con todo, la noche del martes (madrugada de ayer en España) Mujica enfatizó su apoyo al Gobierno de Venezuela y recordó la ayuda recibida de Caracas. '¿Quién en este mundo nos ha prestado algún mango (dinero) a una tasa del dos por ciento? Sólo Venezuela', indicó Mujica, aludiendo al convenio por el cual el país caribeño suministra energía a Uruguay a tasas de interés muy bajas.

Por su parte, Chávez reafirmó su compromiso de garantizar a Uruguay 'el petróleo y gas que necesite para los próximos 100 años' a través de un acuerdo por el que Uruguay puede pagar su deuda en especies.

El día anterior, Mujica había hablado de modo informal con el presidente paraguayo, Fernando Lugo, y la argentina Cristina Fernández de Kirchner. Este último encuentro era muy esperado por el delicado momento que atraviesan las relaciones bilaterales a causa de la planta de producción de celulosa de la finlandesa Botnia situada en suelo uruguayo pero a orillas de las aguas binacionales del río Uruguay. Argentina ha denunciado que es contaminante. A ambos lados del Río de la Plata se espera que el relevo presidencial lleve a la distensión sobre este asunto.

El líder uruguayo tuvo que conformarse con una breve charla improvisada con Lula. El líder brasileño abandonó Montevideo apenas minutos después de la foto que cerró la cumbre; ni siquiera asistió al espectáculo teatral ni al posterior almuerzo para los presidentes.

Aunque se justificó su ausencia por motivos de agenda, flotaba en el ambiente la sensación de que el presidente brasileño estaba molesto con su homóloga argentina. En su discurso, Fernández, sin mencionar explícitamente a Brasil, lo responsabilizó por ser la mayor economía del bloque de la parálisis que cree que afecta a Mercosur, el grupo formado por Paraguay, Brasil, Uruguay y Argentina.