Público
Público

China acude con la mitad de sus compromisos por cumplir

La locomotora asiática, que sacó sobresaliente en los planes de estímulo, ha recibido varias tarjetas rojas por su resistencia a dejar fluctuar el yuan 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los países del G-8 y del G-20 se examinan de cita en cita para ver la materialización de sus compromisos en las cumbres anteriores. Como los objetivos finales suelen ser muy laxos, también lo es el grado de cumplimiento.

Uno de los países que se presenta en Toronto con más tareas pendientes es China, cuyo papel en la crisis como impulsor del comercio y la economía mundial ha sido decisivo. La locomotora asiática, que sacó sobresaliente en los planes de estímulo, ha recibido varias tarjetas rojas por su resistencia a dejar fluctuar el yuan.

El Gobierno de Pekín anunció la semana pasada que permitiría que su divisa fluctuara con mayor libertad, y no anclada al dólar (alrededor de 6,8 yuanes por dólar), pero al final dejó la horquilla en un estado muy próximo al fijado en 2008, cuando para proteger su economía cerró la oscilación en el 0,5% del billete verde.

Con todo, los analistas creen que China cumplirá sus promesas de forma más contundente en los próximos meses para enfriar su economía, que corre riesgos de sobrecalentamiento. La decisión de liberalizar el yuan ayudaría a reestablecer el equilibrio en la zona, pues permitiría a sus vecinos repartir el pastel de las exportaciones a Occidente.

China también ha sido acusada de jugar una partida desigual por seguir manteniendo algunas prácticas proteccionistas. Para el encuentro con sus homólogos, ha eliminado algunos incentivos a la exportación, aunque asegura que no será un 'cambio significativo' en su política.

La última asignatura pendiente del país es lograr incentivar el consumo de sus habitantes, aunque eso está muy lejos de las competencias de este foro.