Público
Público

El comandante de la OTAN reconoce la "preocupación" militar ante el programa nuclear iraní

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El comandante supremo de la OTAN en Europa, John Craddock, ha reconocido hoy la "preocupación" de los mandos militares de la Alianza Atlántica ante el programa nuclear iraní y ha reclamado a los Estados miembros que se "tome en serio" su "desarrollo potencial" de misiles de largo alcance.

Craddock ha respondido así a un delegado en el turno de preguntas posterior a su intervención en la sesión de clausura de la 54 Asamblea Parlamentaria de la OTAN en Valencia, al ser requerida su opinión sobre si la adquisición de material nuclear por parte del Gobierno de Irán supone una "amenaza" para la Alianza Atlántica.

Tras recordar que sus declaraciones se corresponden a las de un cargo militar y no político, el general ha señalado que existe "preocupación" en el ámbito de la seguridad mediterránea, y ha recordado que los países miembros ya se han expresado en este mismo sentido.

"Hay que tomar en serio el desarrollo potencial" iraní para disponer de misiles de largo alcance, ha añadido Craddock, quien también ha reclamado que la OTAN y los Estados Unidos trabajen "estrechamente" para llegar "en los próximos años" a un "cuadro operativo común" del sistema de defensa de misiles de la Alianza Atlántica.

En cuanto a la intervención de la OTAN en Afganistán, donde desde 2003 asume el mando de la ISAF, Craddock ha expresado su deseo de que el creciente protagonismo del Ejército Nacional Afgano se amplíe a una mayor autonomía y se reduzca, así, la "carga" asumida actualmente por las tropas de la fuerza multinacional desplegada en aquel país.

Según ha dicho, que el Ejército Nacional Afgano mejorara su capacidad operativa sería "lo mejor que le podría pasar" a la ISAF, además de un "gran paso" para el avance democrático del país y su pacificación.

Asimismo, Craddock se ha mostrado optimista sobre el papel de la OTAN para garantizar la convocatoria de las elecciones presidenciales en Afganistán, previstas para otoño del próximo año, especialmente ante el "planteamiento específico" que hará la ISAF en colaboración con las fuerzas de seguridad locales para que la cita electoral llegue a buen término y con todas las garantías.

En su opinión, para que la situación en Afganistán llegue a normalizarse es necesario que haya "coherencia" en la actuación de la "piedra angular" de la comunidad internacional: "La OTAN no puede ir por sí sola", ha añadido para reclamar "un esfuerzo continuo y sin fractura alguna" que haga frente a un "desafío" como el que plantea aquel país.

Según el comandante supremo de la Alianza Atlántica en Europa, existen "lagunas" estratégicas en Afganistán que deben ser colmadas con prontitud para no "dar margen" alguno a las fuerzas insurgentes.

Entre las medidas que ha propuesto figuran el despliegue de aviones AWAC para garantizar la seguridad del transporte aéreo; la lucha contra los ingresos por narcotráfico de los "Señores de la Guerra"; un mayor trabajo diplomático para estabilizar la región fronteriza con Pakistán, "santuario" de insurgentes, y atajar la corrupción política que, a su juicio, sigue siendo "un problema".