Público
Público

Crece uso de warfarina, se reduce el sangrado cerebral asociado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El aumento del uso de lawarfarina en Finlandia no elevó las hemorragias intracerebrales(HIC) asociadas con el tratamiento, indicó un estudio.

Esto contrasta con un informe del 2007 sobre el aumento delas HIC en Estados Unidos por un mayor consumo de esosanticoagulantes orales.

Los nuevos datos "(sugieren) un motivo de cauto optimismo",escriben en un editorial de la revista Stroke los doctoresAmitava Banerjee y Gregory Y. H. Lip, de la University ofBirmingham, en el Reino Unido.

"Si estamos mejorando el uso de los anticoagulantes orales,ya sea por un buen control de la terapia con warfarina o laindicación de los nuevos fármacos que estarían asociados conuna reducción de la tasa de HIC comparados con la warfarina,entonces es una buena noticia", expresaron.

La cohorte de estudio incluyó a 982 pacientes con una HICprimaria atendidos en Ostrobothnia del norte, Finlandia, entre1993 y el 2008; 182 estaban bajo tratamiento con warfarina.

El equipo de Juha Huhtakangas, del Hospital Universitariode Oulu, halló que el uso de warfarina se había cuadruplicadodurante los 15 años de estudio. En cambio, la cantidad de HICasociadas con el tratamiento había disminuido levemente.

La tasa de mortalidad a 28 días de los usuarios dewarfarina fue significativamente más alta que la de los queusaban otra terapia (un 54,4 frente a un 23,4 por ciento).Pero, durante el estudio, la tasa anual de letalidad a 28 díasdisminuyó entre los usuarios de warfarina, mientras que semantuvo contante en el otro grupo.

De hecho, se registró una correlación negativasignificativa entre las tasas anuales de letalidad a 28 días delas HIC asociadas con la warfarina y la prevalencia anual deluso de warfarina, y una correlación negativa no significativaentre la prevalencia anual del uso de warfarina y la incidenciade las HIC asociadas con el tratamiento.

Al final del estudio habían menos valores INR por encimadel rango terapéutico que en los años anteriores, "lo quesugiere un avance en el control de la terapia anticoagulante enel tiempo" a través de una mejor vigilancia.

Banerjee y Lip concluyen: "Identificar a los pacientes conalto riesgo de tener una hemorragia y describir lascondiciones/situaciones asociadas con ese riesgo ayudarán amejorar el uso de los anticoagulantes orales para minimizar elriesgo de sangrado. Sólo queda espacio para mejorar".

FUENTE: Stroke, online 28 de julio del 2011