Público
Público

Todos creen que la caída del PIB que predice el Gobierno se queda corta

Hay consenso entre los analistas nacionales e internacionales en que la economía caerá en 2013 por encima del 1%.El Ejecutivo la rebaja al 0,5%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En los Presupuestos del Estado para 2013 , presentados ayer, el Gobierno prevé una caída del 0,5% del PIB. Una previsión que en opinión de los analistas peca de optimista: todos auguran una caída de la economía superior al 1%, algunos incluso llegan al 2%.

Es el caso de la ultima previsión, un estudio del centro de análisis Ernst & Young Eurozone Forecast (EEF), que estima que el PIB caerá entre un 1,5% este año y 2% en 2013. Para la Eurozona sus perspectivas también son 'negativas' debido al aumento del desempleo, el ajuste de la inversión empresarial y los programas de reducción de déficit. En concreto, el PIB de la región caerá un 0,5% este año y 'solo conseguirá crecer un 0,1% en 2013'.

El informe asegura que la economía española seguirá en recesión en 2013 y que sólo en 2014 el PIB crecerá un 0,3%. Según el centro de análisis, existe 'la preocupación de muchos analistas de que el país pueda entrar en un círculo vicioso de austeridad y contracción'.  Por ello, Ernst & Young avisa de que el objetivo de reducción de déficit del 3% para 2014 'queda en entredicho' y prevé que no se cumpla hasta 2015.

La de Ernst & Young no es la única previsión que desmiente al Gobierno. En las últimas semanas, organismos internacionales también han dejado cortos los cálculos del Gobierno: el FMI, por ejemplo, pronosticó en julio que el PIB del año próximo caerá un 1,2%; la OCDE apuesta por una caída del 0,8%, mientras que la agencia de calificación Standar and Poor's eleva su previsión hasta el 1,4%. 

Las predicciones de la mayor parte de los analistas nacionales tampoco sintonizan con las del Ejecutivo. En julio pasado, el panel de la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) recogía las predicciones de quince analistas españoles: la media de sus cálculos es que el PIB caería un 1,1%. Algunos como Analistas Financieros Internacionales (AFI) pronosticaban una caída de la economía del 1,7% del PIB. Tan solo un par de ellos mejoraban las previsiones de Montoro. 

El informe Ernst & Young Eurozone Forecast también hace referencia al rescate de la banca que el Gobierno solicitó el pasado mes de junio. En sus previsiones Ernst & Young Eurozone Forecast apuesta por que España pedirá finalmente la ayuda a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), al mismo tiempo que recoge la 'preocupación' del mercado de que el paquete de 100.000 millones de euros para el sector bancario 'puede no ser suficiente debido al rápido deterioro que ha sufrido a causa del aumento de la morosidad'.

Por otra parte, el informe de EEF no prevé que la inversión crezca hasta 2015, cuando lo hará en torno al 1,8%. De hecho, el estudio subraya que a finales de 2016 el nivel de inversión se situará aún un 40% por debajo de los máximos registrados antes de la crisis. Igualmente, Ernst & Young cree que el consumo también experimentará un comportamiento 'negativo', con descensos del 1,7% este año y de hasta el 2,7% en 2013.

En cambio, las exportaciones 'se mantienen como el punto clave de la economía española y están permitiendo compensar en parte la debilidad de la demanda interna'. No obstante, el centro de análisis avisa de que las exportaciones 'solo' crecerán un 1,9% en 2012 'debido a las dificultades que también están viviendo los socios comerciales de España'.

Asimismo, el estudio indica la 'necesidad' de que el Banco Central Europeo (BCE) utilice medidas 'no convencionales para hacer frente a las dificultades que afectan a los mercados de financiación y proporcionar a los gobiernos más tiempo para introducir las reformas estructurales necesarias para situar a la región en una posición más firme'.

Para la economista del Ernst & Young Eurozone Forecast, Marie Diron, el programa de compra de bonos anunciado por el BCE 'es algo esencial, pero solo servirá como un parche temporal'. La experta considera que es 'necesario' que en los próximos meses se ponga en marcha un plan 'más ambicioso con el fin de asegurar la débil recuperación prevista para los próximos años'.