Público
Público

En la crisis «lo primero que se hace es adelgazar redacciones y rebajar la calidad del producto»

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, Magis Iglesias, ha alertado hoy de que se están cumpliendo las previsiones de que se llegaría a 6.000 despidos en el sector en dos años, y con ello y con las regulaciones de empleo 'no se hace más que enterrar el periodismo'.

Con motivo de la inauguración del curso internacional de verano de la Universidad de Málaga que ella dirige sobre 'La prensa en crisis: hacia un cambio de modelo' que indaga las posibilidades de transformación del periodismo en soporte papel o digital, Iglesias ha asegurado a Efe que 'por desgracia se cumplen las peores previsiones'.

Ha recordado que el informe sobre la profesión del pasado año preveía 6.000 despidos en dos años y que el Observatorio de la FAPE suma desde noviembre a mayo entre puestos de trabajo perdidos o despidos la 'alarmante' cifra de 2.600, sin contar con los expedientes de regulación de empleo planteados y no aplicados.

'La situación es catastrófica porque si es crítica para los medios, es más para los periodistas, los primeros paganos de esta crisis', según ella, ya que 'lo primero que se hace es adelgazar redacciones, cambiar los sistemas de trabajo para rebajar la calidad del producto y se recurre a despidos y regulaciones de empleo para ajustar las cuentas de resultados'.

La peor receta posible

Esa opción la califica como 'la peor de las recetas posibles, no hace más que enterrar la profesión, enterrar el periodismo' y advierte de que 'los periodistas no podemos consentirlo', a la par que en el curso analizan qué se puede hacer ante esta situación.

Afirma que la pérdida de puestos de trabajo este año puede llegar a 3.000 y que el Observatorio de la profesión se nutre de informaciones de las asociaciones, ya que 'no todos los medios o compañeros informan de su situación porque muchos despidos son encubiertos, son acuerdos con las empresas, despidos mediante acuerdo amigable, mediante indemnización o prejubilaciones'.

Iglesias concluye que 'el sector está perdiendo a marcha forzada puestos de trabajo'.