Público
Público

La crisis de SOS golpea a una ONG con 3.000 niños a su cargo

Fesmai, creada por la familia Salazar, tiene 20 proyectos de ayuda a la infancia en Latinoamérica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis accionarial del Grupo SOS, que se ha saldado, de momento, con la destitución de sus dos ex primeros ejecutivos y todavía accionistas (los hermanos Jesús y Jaime Salazar), puede tener serias repercusiones para Fesmai, una fundación sin ánimo de lucro dedicada a 'sacar de la pobreza [a] niños y niñas de países en vías de desarrollo', según dice el grupo alimentario en su última memoria de Responsabilidad Corporativa, que destaca 'la experiencia y el buen hacer' de la ONG.

Aunque SOS no lo confirma oficialmente, su entorno ve muy difícil que siga aportando fondos a Fesmai. A preguntas de Público, Elena Bajo, gerente de la fundación, rechazó hacer cualquier comentario sobre cómo afecta la situación de los Salazar a la ONG: 'No hablamos con la prensa', zanjó.

SOS acusa de estafa a Jesús, Jaime y Pilar Salazar, los patronos de Fesmai

Fesmai tiene en marcha unos 20 proyectos (casi todos, escuelas infantiles en Latinoamérica) y atiende unos 3.000 niños, según su web. SOS siempre ha sido su principal sostén financiero. En 2008, con Jesús Salazar aún al frente de la empresa, donó a la ONG más de 200.000 euros, entre aportaciones directas e indirectas.

La última memoria de Fesmai depositada en el registro de fundaciones del Ministerio de Sanidad y Política Social es la del ejercicio 2007, que recoge unos ingresos de explotación de 944.833 euros y un resultado de 337.379 euros. Ese año, SOS aportó a Fesmai 185.000 euros en metálico, lo que supone un 20% de los ingresos de la fundación y el 41% de las aportaciones recibidas a través de cuotas de afiliados y donaciones. En concepto de cuotas de afiliados, la ONG captó 200.812 euros, muy por debajo de los 318.900 presupuestados inicialmente.

Aunque no identifica a sus afiliados, la memoria de Fesmai sí recoge las aportaciones puntuales mediante convenios de colaboración con diferentes empresas, por importe de 189.747 euros. Los principales benefactores en 2007 fueron la constructora Isolux (30.000 euros), Cajasol (26.012 euros), Corporación Hispano Hotelera (propiedad de la familia Salazar y con 18.987 euros aportados), Accenture (18.380 euros), KPMG (15.000 euros), Ibercaja y Caja Castilla La Mancha (10.000 euros cada una).

En 2007, la empresa aportó el 40% de los ingresos por cuotas y donaciones

La aportación de SOS, principal afiliado de Fesmai, no se especifica en las cuentas de la fundación. Según la memoria de responsabilidad del grupo alimentario, desde 2003 ha donado a la ONG más de un millón de euros entre aportaciones directas (76% del total), en especie, financiación y horas de voluntarios que están en la plantilla de SOS.

La fundación admite en sus cuentas que, pese a que tiene unos ingresos recurrentes anuales procedentes de las cuotas de socios y afiliados, éstos 'no permiten cubrir la aplicación de fondos necesaria para financiar los proyectos existentes', por lo que se recurre a 'varios eventos benéficos que permiten a la fundación generar un fondo de previsión para dicha financiación'. En 2007, a través de este tipo de eventos (una cena, diversos actos culturales, una corrida de toros y un sorteo de lotería), Fesmai ingresó 492.359 euros. Además, 'para rentabilizar los recursos obtenidos', invirtió 297.956 euros en europagarés 'a un tipo de interés fijo, sin riesgo y de total liquidez'.

Desde 2003, el grupo ha donado a Fesmai más de un millón de euros

El presidente de Fesmai es Jesús Salazar, ex presidente de SOS, que desde su destitución y la de su hermano Jaime, el pasado 30 de abril, ha reducido su exposición pública al mínimo. Los otros dos patronos de la fundación son Jaime Salazar, ex vicepresidente y ex consejero delegado de SOS, y Pilar Salazar, hermana de ambos.

Todos ellos figuran en la querella criminal presentada por los nuevos gestores de Sos y admitida a trámite por la Audiencia Nacional el pasado 19 de junio. Los Salazar, que controlaron SOS desde 1991 hasta mayo pasado, están acusados de apropiación indebida y estafa por el supuesto desvío de 230 millones del grupo alimentario a través de varias sociedades, algunas de ellas radicadas en Luxemburgo. Ese crédito de dudoso cobro ha elevado aún más la deuda de Sos, que podría verse obligada a vender activos.

Fesmai es el acrónimo de Fundación Elena Salazar Marín, creada en 1998 en memoria de la primera hija de Jesús Salazar, que falleció. En 2009, la ONG apenas ha tenido actividad, a tenor de la información de su web, cuya página principal no funciona desde hace meses. La única actividad de 2009 que aparece, del pasado 18 de mayo, fueron unas becas para estudiantes de música residentes en Valencia.