Público
Público

El crudo refleja la incertidumbre por el futuro de Egipto y sus vecinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con tendencias mixtas y una gran volatilidad, los precios del petróleo han reflejado esta semana los temores en torno a la crisis desatada en Egipto, aliviados tras la caída del presidente del país, Hosni Mubarak.

No obstante, el precio del barril de Brent, el de referencia para Europa, se ha mantenido firme a más de 100 dólares en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres, donde cerró a 101,43 dólares, un 1,6 % más que el viernes anterior.

Tras conocerse que Mubarak abandonó finalmente el poder, cediendo a la presión de 18 días de masivas protestas de la población, el Brent reaccionó inmediatamente a la baja, pero luego recuperó el terreno perdido y concluyó finalmente al alza.

En cambio, en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), el Petróleo Intermedio de Texas (WTI), referente en América, se abarató hasta los 85,58 dólares por barril, un 3,8 % menos que al cierre de la semana precedente, cuando rozaba los 90 dólares/barril.

La creciente divergencia entre ambos tipos de crudo fue abordada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en su informe mensual publicado el pasado jueves, donde cuestiona a esas marcas como barómetros para el comercio del crudo.

Tanto la OPEP, como la Agencia Internacional de Energía (AIE) coincidieron con otros analistas en calificar de infundado el temor a que la crisis en Egipto afecte al transporte de petróleo por el canal de Suez, por donde a diario pasan cerca de 2,5 millones de barriles diarios (mbd).

"Cualquier corte en los fletes por el Canal de Suez, o en el oleoducto (egipcio) de Sumed, podría ser compensado de forma relativamente rápida, dirigiendo los suministros a otras rutas", resaltó la OPEP.

"Todos los puertos y el Canal de Suez han estado trabajando sin el más mínimo problema", dijo por su parte a Efe Ehsan Ul-Haq, analista de la asesora británica KBC Energy Economics.

Y, sin embargo, "el temor persiste, las preocupaciones no se van", aunque ya no tanto por un eventual bloqueo del Canal de Suez, sino por la posibilidad de un efecto dominó en la región de Oriente Medio, añadió el experto.

"Si empeorara la situación en los países del Golfo Pérsico, sin duda los precios alcanzarían los 120-130 dólares", estimó.

De momento hay otros factores que presionan a la baja, como una abundante oferta, con amplias reservas de crudo almacenadas en los países consumidores, así como capacidades adicionales de producción y refino, situación que no se daba en 2007 y 2008, cuando el "oro negro" se disparó hasta rozar los 150 dólares el barril.

Los analistas de KBC estiman que en el precio actual del Brent pesa actualmente una "prima de riesgo" de unos 5 dólares, y que si no fuera por la situación en Egipto, que ahora, pese al visible alivio causado por la retirada de Mubarak, abre nuevos interrogantes sobre el futuro del país, ese crudo se vendería a menos de 100 dólares.

Pero también reconocen que el mundo parece aceptar ese nivel para los "petroprecios"; y varios miembros de la OPEP, como Venezuela o Irán, lo han calificado incluso de adecuado.

Y es que la demanda energética ha vuelto a reactivarse tras el retroceso causado por la crisis financiera mundial.

El fuerte crecimiento económico de China y las gélidas temperaturas que azotaron al hemisferio norte este invierno han impulsado el consumo de combustibles.

Ello llevó a la AIE y a la OPEP a corregir al alza sus previsiones sobre la demanda de petróleo del mundo, que para 2011 estiman ahora en 89,93 y 87,74 mbd, respectivamente.

Wanda Rudich