Público
Público

Cruyff devuelve la insignia que le acredita como presidente de Honor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El holandés Johan Cruyff, que fue nombrado presidente de Honor del FC Barcelona por un acuerdo de la directiva de Joan Laporta, se ha personado hoy en las oficinas de la entidad para devolver la insignia que le acredita como miembro de Honor de la entidad.

La iniciativa de Cruyff ha cogido absolutamente por sorpresa a la directiva de Sandro Rosell, hasta el punto de que en el mismo momento en que el holandés se personaba en las oficinas del club, Rosell ofrecía una rueda de prensa unos metros más allá.

La iniciativa es la respuesta inmediata a lo anunciado en la víspera por la junta directiva de Rosell, quien había puesto en entredicho el nombramiento de Cruyff, al considerar que la figura de presidente de Honor no está recogida en los Estatutos de la entidad.

La directiva de Rosell había anunciado que sometería a la asamblea de socios una modificación de los estatutos, para tomar en consideración la propuesta.

Sin embargo, Cruyff se ha adelantado. Ha aparecido por las oficinas del club y ha devuelto la insignia acreditativa que le impuso en su día Laporta.

"Estas cosas cuestan mucho aceptarlas, pero devolverlas, poco trabajo. Si después de la primera reunión de la nueva junta, soy tan importante para que no salga otra cosas más que esto, prefiero no estar en medio, es mejor", ha explicado el holandés.

Cruyff ha insistido en que no era preciso dar muchas explicaciones. "Parece que soy una molestia, imagino que estoy molestando o lo que sea, por lo tanto la devuelvo", ha afirmado.

Rosell ha tenido noticias de la decisión de Cruyff en medio de una comparecencia de prensa. Le han preguntado su opinión y el presidente del Barça ha mostrado inicialmente su sorpresa.

Después ha explicado que igual Cruyff había decidido devolver la insignia al enterarse de que la figura de presidente de Honor no estaba regulada en los estatutos.

"Nadie querría tener un título que no existe. Imagino que debe ser por este asunto. Debe haber consultado con algún abogado", ha dicho Rosell.

El presidente del Barça no se ha mostrado muy sorprendido. "Yo hubiera hecho lo mismo. Si te dan un título que no existe, lo devuelves. Supongo que se habrá asesorado con abogados", ha insistido Rosell.

La idea de la nueva directiva del Barça era someter a consideración de la asamblea de compromisarios la posibilidad de cambiar los estatutos para tomar en consideración la figura de presidente de Honor, aunque Rosell ha insistido en que serían los socios quienes tendrían que aceptar el cambio.

"¿Si es un problema menos? No, es algo que tienen que decidir los socios", ha dicho Rosell, quien ha afirmado que se podría replantear el asunto en el caso de que le hiciera "ilusión" a Cruyff, pero también ha hablado de que podría tomarse en consideración en otros casos de ilustres ex jugadores.

La relación entre Cruyff y Rosell ha sido tirante desde siempre. Muy apegado a Joan Laporta, Cruyff tenía mucho ascendiente sobre el ex presidente, algo que no veía con buenos ojos el actual presidente del Barça.