Público
Público

La Cruz Roja mexicana comienza a recolectar ayuda para damnificados por lluvias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Cruz Roja mexicana comenzó hoy a solicitar ayuda ciudadana en ocho estados del país para enviarla a los estados del nordeste, este y sur México, donde las atípicas precipitaciones han dejado hasta ahora cientos de miles de damnificados.

En declaraciones a la emisora MVS Daniel Goñi, presidente de la Cruz Roja mexicana, explicó que a partir de hoy se ha establecido un centro de acopio en el barrio de Polanco, en Ciudad de México.

"Además de este centro estamos abriendo siete más" en los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Querétaro, Campeche, Puebla y Tabasco", agregó el máximo responsable de la organización.

Goñi solicitó a la gente que acuda a esos lugares de 08.00 a 20.00 hora local (de 13.00 hora de hoy a 01.00 GMT de mañana) para tratar de sumar esfuerzos y ayudas para mandarlas a los afectados por las peores lluvias en 25 años.

Los estados más afectados por las precipitaciones desencadenadas por una depresión tropical más, así como por el paso de la tormenta "Hermine", que avanza hoy por el sur de Texas, afectan a los estados de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche, Oaxaca y Guerrero.

También se teme que haya daños en San Luis Potosí y Tlaxcala, áreas donde, como en los anteriores estados, están activos todos los protocolos de Defensa, Marina y Comisión Nacional del Agua (Conagua), así como los sistemas municipales y estatales, según Protección Civil.

En estas zonas decenas de municipios siguen incomunicados y se teme que la situación se agrave en las próximas horas ante la previsión de nuevas lluvias, según fuentes oficiales.

Entre las zonas de mayor riesgo en este momento son las cuencas de los ríos Papaloapan, Pánuco, Bravo y Grijalva, donde se lleva a cabo a marchas forzadas trabajos de refuerzo de bordes con maquinaria que se ha desplazado a la zona nordeste, este y sudeste de México.

En las próximas horas, debido al alto nivel que mantienen las presas del sur de México, algunas podrían comenzar a verter más agua que hasta ahora, lo que podría agravar la situación en las zonas bajas, sobre todo en áreas como la ciudad de Villahermosa, por donde pasan los ríos Grijalva, Mezacalapa y Carrizal.

Hasta ayer la actual temporada de lluvias en México había dejado desde mayo al menos 39 muertos y al menos 250.000 damnificados en las zonas sur y sureste del país, según Protección Civil.