Público
Público

Cuarenta líderes prevén ir a la cumbre del clima en Copenhague

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cerca de 40 jefes de Estado planean asistir a la cumbre del clima organizada por la ONU en diciembre en Copenhague y que busca llegar a un acuerdo para hacer frente al calentamiento global, dijo el viernes la ONU, mientras los diálogos previos lograban escaso avance.

Naciones en desarrollo acusaron en Barcelona a los Estados ricos de reducir las expectativas al sugerir tiempo adicional de hasta un año para afinar los detalles de un pacto de la ONU para combatir el calentamiento global.

Además dijeron que Copenhague aún debía alcanzar un acuerdo que sea legalmente vinculante.

Invitar a líderes mundiales al fin de la cumbre que se realizará en Copenhague entre el 7 y el 18 de diciembre podría ayudar a superar las diferencias, dijo Yvo de Boer, jefe del secretariado de Cambio Climático de la ONU, ante una conferencia de prensa realizada en Barcelona.

"Tengo entendido que 40 jefes de Estado han manifestado su intención de estar presentes al finalizar Copenhague para celebrar el éxito", agregó en el marco de los diálogos climáticos que se realizan del 2 al 6 de noviembre en Barcelona.

Entre ellos está el primer ministro británico, Gordon Brown, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y líderes de naciones africanas y del Caribe.

Por su parte el primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, ha dicho que está indeciso sobre si invitar a líderes mundiales.

DIÁLOGOS PREVIOS

Los diálogos realizados en Barcelona lograron poco progreso y reabrieron la disputa entre países ricos y pobres por la reducción de emisiones de gases invernadero.

Además generaron nuevas críticas hacia Estados Unidos por no presentar una oferta formal para reducir sus índices de carbono como parte de un esfuerzo mundial que busca evitar inundaciones, incendios, extinciones de especies y el aumento de los mares.

"Creo que Estados Unidos puede comprometerse a una cifra en Copenhague", dijo de Boer.

Naciones africanas boicotearon el inicio de algunos de los diálogos en Barcelona, diciendo que la acción planeada para enfrentar el calentamiento global es insuficiente.

Además precisaron que muchas personas ya están muriendo a causa del cambio climático y obtuvieron el apoyo de muchas naciones en desarrollo y grupos ecologistas.

De Boer dijo que Copenhague debiese establecer metas de emisiones de gases invernadero para el 2020 al menos para naciones ricas y acordar acciones para que países en desarrollo retrasen el aumento de sus emisiones, además de conseguir la financiación necesaria y establecer mecanismos para controlarla.