Publicado: 13.06.2014 10:11 |Actualizado: 13.06.2014 10:11

Uno de cada cuatro médicos dice que hay pacientes que no toman su medicación por el dinero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de cada cuatro médicos percibe que hay pacientes que dejan de tomar medicamentos por motivos económicos, según ha mostrado una encuesta realizada en 2013 por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) a 1.655 médicos de familia.

"Si se pregunta directamente a los ciudadanos, es complicado que admitan que han abandonado un fármaco por ahorrar. Nuestra encuesta es a profesionales pero igualmente válida para saber que hay algunas percepciones alarmantes y que es preciso actuar y adoptar medidas; está en juego la salud de la población", ha asegurado el presidente de semFYC, Josep Basora, durante el XXXIV Congreso Nacional de esta sociedad científica en Maspalomas (Gran Canaria).

En concreto, según los profesionales consultados, entre los grupos de fármacos en los que se ha resentido su uso o bien se ha abandonado destacan los hipotensores (11,2%), hipolipemiantes (9,2%) o antidiabéticos (6,1%). Otros grupos de medicamentos cuyo consumo se ha podido resentir en los últimos años son los indicados en pacientes con EPOC, asma, broncopatía crónica (2,7%) y laxantes (2%), además de los antibióticos, antidepresivos, antiagregantes plaquetarios o antipsicóticos.

Asimismo, los resultados han mostrado que el 57% de los médicos están de acuerdo con el Real Decreto Ley de Medidas de Sostenibilidad del Sistema Sanitario, aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy, frente al 38% que reconocen estar en contra de esta medida. No obstante, hasta un 77% cree que hay algunos grupos de fármacos que deberían seguir siendo financiados y mencionan en primer lugar a los laxantes (50,9%), seguidos de los mucolíticos (30,5%) y los antiácidos (20%).

"Creemos que ésta no es ni la mejor ni la única solución. Se pueden incrementar los ingresos implantando otras fórmulas, por ejemplo con impuestos indirectos sobre el tabaco o el alcohol, cuyo consumo está relacionado directamente con la pérdida de salud", ha aseverado Basora.

Por otra parte, en el Congreso se ha presentado una encuesta realizada a la población en los centros de salud a 265 pacientes con una edad media de 51 años. De ellos, el 40 por ciento estaban trabajando, el 25 por ciento estaban en paro y, de éstos, el 78 por ciento no recibía ningún tipo de prestación económica.

En este sentido, los resultados han mostrado que el 94,7 por ciento conocían las medidas implantadas por el Gobierno, el 52 por ciento de los que estaban en activo señaló que dichas medidas les parecían innecesarias y un 86 por ciento aseguró que influyen negativamente en la salud. No obstante e independientemente de su situación laboral, el 85 por ciento reconoció no haber disminuido el consumo de fármacos.