Público
Público

Las cúpulas de las cajas ganan un 47% más pese a la caída del beneficio

En un estudio que abarca los años 2004-2010, CCOO constata la falta de alineación entre la marcha de las entidades y los sueldos de sus gestores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Comfia-CCOO, la rama financiera del sindicato, aportó ayer datos contundentes al debate sobre las retribuciones del sector financiero español. Un estudio centrado en las 15 mayores entidades (los seis grandes bancos y nueve cajas de ahorros), que compara los datos de 2004 con los de 2010, arroja varias conclusiones demoledoras: la primera es que, mientras que en ese periodo el beneficio conjunto de esas entidades en España ha crecido un 27%, las retribuciones de sus cúpulas (miembros del consejo de administración y de la alta dirección) lo han hecho prácticamente el doble: el 51%. En esos seis años, los gastos de personal han crecido un 29,8% y las plantillas, un modesto 3,1%.

Una variable que permite comparar el beneficio con la retribución de las cúpulas es la que relaciona qué parte de las ganancias de la empresa se embolsan aquellas. Así, en 2010, y según el informe de CCOO, los consejeros del sector financiero se embolsaron el 1,7% de las ganancias de las entidades que dirigen (1,41% en 2004), frente al 0,87% de los altos directivos (0,77%).

En las 15 mayores entidades del sector, el beneficio crece la mitad que los sueldos

Por dar un ejemplo comparable, en las empresas del Ibex 35 (el principal índice bursátil español), el año pasado los altos directivos se embolsaron el 2,6% del beneficio de sus empresas y los consejeros, el 1,5%, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Si se centra el foco en las cajas (muchas de las cuales han necesitado ayudas públicas para subsistir), la falta de alineación entre beneficios y sueldos de los directivos y consejeros se agiganta. Mejor dicho: directamente, no hay relación alguna entre las dos variables. Mientras que esas entidades ganaron en 2010 un 7% menos que en 2004 (cuando la economía española despuntaba, en la cresta de la ola de un milagro que se ha demostrado ficticio), consejeros y directivos se embolsaron un 47% más, según el informe.

Pérdidas en la CAM

Los bancos han compensado más a sus directivos que a sus consejeros

Y podría ser peor, porque el estudio toma en cuenta los 244 millones de beneficio que declaró en 2010 la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), antes de su intervención por parte del Banco de España.

Si se computaran las pérdidas que posteriormente ha detectado el auditor de la entidad alicantina (de unos mil millones), el beneficio de las nueve principales cajas caería de forma dramática (casi un 50%). La CAM es, por cierto, la que registra el mayor incremento en la retribución para consejeros y altos directivos entre las cajas (94%, hasta 1,5 millones), seguida de CatalunyaCaixa (93%). Ambas entidades han recibido ayudas públicas del Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Si se exceptúa el caso particular de la CAM (oficialmente en beneficios, aunque en realidad cerró 2010 en pérdidas), La Caixa es la única caja que aumenta sus ganancias en 2010 con respecto a 2004. Todas las demás las reducen, con Bancaja (-69%), Caja Madrid (un 66% menos) y CatalunyaCaixa (un 53% menos) a la cabeza. La subida de sueldo ha sido mucho mayor para los miembros del consejo de administración de las cajas, que en estas entidades tienen un sesgo claramente político, frente a los altos directivos (gestores con un perfil más técnico). El sueldo de estos ha aumentado de media un 38%, mientras que el de los consejeros ha crecido casi el doble (un 72%). Destaca, una vez más, el caso de la CAM, con una subida de sueldo del 542% para el consejo.

El crédito a las cúpulas, más habitual en las cajas, se ha triplicado

Responsabilidades

El primer responsable de estasprácticas y de la situación del sistema financiero español 'ha sido el Gobierno, que tardó en reconocer la crisis y en poner en marcha la reestructuración, y después el Banco de España, que le acompañó en esta decisión y no cogió el toro por los cuernos', dijo ayer el secretario general de Comfia-CCOO, José María Martínez.

En rueda de prensa, Martínez pasó de puntillas sobre el papel de los sindicatos (que también se sientan en los consejos de las cajas) en esa situación y criticó la falta de responsabilidad en la regulación de las entidades financieras por parte de las comunidades autónomas y el Banco de España, del que dijo que no ha estado 'muy fino' en sus labores de supervisión.

En el caso de los principales bancos, en estos seis años su beneficio en España ha crecido un 46% mientras que el sueldo de sus consejeros y altos directivos ha aumentado un 42%. El reparto del incremento es opuesto al de las cajas: la subida de sueldo ha beneficiado más a los altos directivos (69%) que a los consejeros (36%).

Crédito a vocales

En el capítulo de préstamos a los consejeros y altos directivos, se observa un notable incremento (se ha triplicado con creces entre 2004 y 2010, hasta 641,7 millones) en el saldo total, pese a que en los últimos tres años el sector ha cerrado el grifo del crédito a buena parte del aparato productivo a causa de las dificultades por las que atraviesa.

Porcentualmente, destaca el caso de BBVA, con un incremento difícil de expresar en un gráfico (ver infografía), superior al 4.100%, aunque la cifra total de préstamos del banco a sus vocales (5,3 millones) es modesta comparada con la de su gran rival, el Santander, la más alta entre los bancos (45 millones, un 320,6% más).

Pero son cuantías discretas, ya que gran parte del saldo total (el 80%) corresponde a las cúpulas de las cajas. Destacan Novacaixagalicia, con 161,3 millones prestados a sus vocales en 2010 (casi 12 veces más que en 2004); la unión entre Caja España y Caja Duero, con 138,2 millones (un 147% más) y, una vez más, la CAM, con 114,1 millones (un 122% más que en 2004).

El informe señala que 56 consejeros o altos directivos de bancos tenían cláusula de blindaje por despido (frente a 48 en 2004) y deja patente la opacidad de las cajas de ahorros en este asunto (no publican datos).