Público
Público

Curas católicos desvían fondos para la guerrilla

El informe del Grupo de Expertos de la ONU acusa a sacerdotes de entregar al FDLR dinero destinado a los refugiados en Congo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios religiosos católicos con base en Europa y en África están dando 'apoyo material y financiero' al Frente Democrático para la Liberación de Ruanda (FDLR), el grupo armado ruandés acusado de graves abusos de los derechos humanos en Congo.

Así lo afirma el informe del Grupo de Expertos de la República Democrática de Congo, nombrado por Ban Ki-moon, en el que también se ha acusado a dos activistas españoles Joan Casòliva, de Inshuti, y Joan Carrero, de Fundació SOlivar de prestar apoyo logístico y financiero a la guerrilla hutu, extremo que ambos niegan categóricamente.

El informe aporta correspondencia por correo electrónico realizada por el misionero católico italiano Pier Giorgio Lanaro, de la congregación Severiens, que vive en Kasongo, a 700 kilómetros de la localidad congoleña de Bukavu.

El misionero italiano 'hace referencia a comunicaciones directas que ha tenido con Ignace Murwanashyaka', presidente del FDLR, detenido en Alemania el pasado 17 de noviembre junto a su vicepresidente, Straton Musoni.

'De acuerdo con las comunicaciones de Lanaro, este desvió deliberadamente para apoyo directo al FDLR fondos recaudados por su congregación en Europa para ayudar a refugiados y lo ha hecho con la complicidad de Franco Bordignon, el mánager de finanzas para la congregación en Bukavu', señala el informe.

El informe asegura que se trata de 'apoyo intencional' al frente guerrillero

'Por suerte no tengo problema para recibir dinero y enviarlo sin advertir a nadie más que a nuestro contable', escribe Lanaro en uno de los correos, que forman parte de los anexos del informe.

'He visitado a la autoridad del FDLR', explica en otro. En un tercero, Lanaro comenta que su familia podría recibir fondos que luego serían enviados al FDLR y copia un mensaje de Murwanashyaka confirmando su disponibilidad para recibir el dinero.

'Queridísimo, te mando el último email del presidente I', afirma en referencia al jefe del FDLR. 'Lo mejor sería saber cuánto quieres enviar (...). Lo puedes mandar especificando que es una oferta destinada a mí para los prófugos ruandeses. Así no tengo dificultad para retirar el dinero. Por lo demás, lo podrías mandar a mis parientes (...)'

El misionero italiano advierte en otro fragmento de correspondencia de que está escribiendo 'al presidente Ignace para ver cómo hacer (...), ya que leo en un correo que he recibido hoy mismo que la cuenta bancaria en Alemania del FDLR ha sido suspendida'.

El informe también alude al cura belga Constant Goetschalckx, que ha estado al frente de la organización Hermanos de la Caridad en la localidad tanzana de Kigoma. Goetschalckx aparece mencionado junto a Casòliva en una conversación telefónica obtenida por el Grupo de Expertos, en la que otro religioso de origen ruandés y residente en España, Jean-Berxchmans Ntihabose, le dice a su interlocutor que ambos 'proveían dinero a operativos del FDLR que cruzaban desde la RDC a Tanzania por el Lago Tanganika', según el texto. Ntihabose aparece en el listado de llamadas que el general Mudacumura del FDLR en Congo hizo desde su teléfono satélite.

Un religioso está en la lista de llamadas del teléfono satélite de un general

El Grupo de Expertos afirma ser consciente de que 'organizaciones religiosas que operan en zona de conflicto y proveen asistencia humanitaria a los refugiados acaban invariablemente teniendo algún contacto con grupos armados no estatales', pero precisa que los casos denunciados son de 'apoyo intencional' al FDLR.

La Iglesia ha tenido históricamente una gran importancia en los Grandes Lagos. En Ruanda, la Iglesia católica estaba presente desde la ocupación alemana. Durante la colonización belga, los católicos fueron fundamentales a la hora de educar a las masas, ya que disponían del monopolio de las escuelas.

Su gran implicación no la ha hecho inmune a los efectos del conflicto. La Audiencia Nacional investiga si el Frente Patriótico Ruandés de Paul Kagame asesinó a seis religiosos españoles en Ruanda y Congo. Por su parte, el Tribunal Penal Internacional para Ruanda ha condenado a tres religiosos por su papel en el genocidio de 1994.

En los correos electrónicos del misionero Pier Giorgio Lanaro, se aprecian sus maniobras para desviar fondos hacia la guerrilla. “En noviembre, cuando he visitado a la autoridad del FDLR”, dice en uno. En otro e-mail, sugiere que se envíe el dinero “a través de mis hermanos” en vista de que “la cuenta bancaria en Alemania ha sido suspendida”. Todo ello porque “por suerte, no tengo problema para recibir y enviar dinero sin advertir a nadie”. 

10 de julio de 2009
J. Berchmans : Buenos días.
Individuo: Buenos días. ¿Es usted el abad Jean-Berchmans?
J. B.: Sí, soy yo.
I.: Soy XXX, hablamos ayer.
J. B.: Sí, me acuerdo.
[la conversación continúa]
I.: ¿No ha tenido noticias del Sr. Casòliva ?
J. B.: No, no, no le he llamado. Si quiere, le puedo llamar para pedirle información.
I.: Me han dicho también que es posible que el general Mudacumura [comandante de las FDLR en Congo] llegue para la reunión (...). Creo que ya se han marchado hacia Gitega o Uvira. No estoy seguro.
J. B.: Ah, entonces el problema es que estas cosas ocurren en secreto y por eso nadie puede informarle bien. Ese es el problema.
I.: (...) El general está en contacto con usted regularmente, ¿no es así?
J. B.: No, no, es alguien que está con él quien está en contacto conmigo. Hay un coronel que está en contacto conmigo.

14 de julio de 2009
Individuo: Ellos han mencionado también a un tal hermano Stan [Goetschalckx] en Kigoma, y dicen que el hermano Stan y Casòliva donan bastante dinero. Pero yo confío en su opinión...
J. Berchmans: ¿Casòliva estaba con el padre Stan, el de Hermanos de la Caridad de Kigoma? Él colabora, está en contacto con el padre Stan.
I: Y son ellos quienes organizan la financiación allá.
J. B.: Sí, sí, son ellos quienes organizan la financiación allá. Si usted me deja su número de teléfono, quizá mañana podría contactar con usted. Será más sencillo para usted.
I.: Ok, ok, de acuerdo. Pero, ¿cómo pueden hacerlo en Kigoma ? ¿Las FDLR van allí para recoger el dinero de Stan? ¿Van a Kigoma, es eso?
J. B.: Eso es lo que he oído decir. Es decir, el padre Stan, de los Hermanos de la Caridad, estaba en contacto con esos hombres. Pero es algo ultrasecreto.
I: ¿Es secreto?
J. B.: Es ultrasecreto. Puede que no puedan o no quieran hablar con cualquiera. Por tanto, voy a intentar hablar con Casòliva, que podrá al menos proporcionar buena información
[la conversación continúa]
I.: Pero, ¿es cierto que los hombres militares se encuentran con Casòliva? Es el movimiento directamente, no intermediarios, son los militares.
J. B.: Sí, son los militares. Es un caso de supervivencia. Están tratando de sobrevivir.
[la conversación continúa]
I.: Y usted conoce qué gente en particular llega allí. Qué militares frecuentan Kigoma con Stan y Casòliva…
J. B. : Muy activos. Han cambiado sus nombres, entonces no se puede saber. Han cambiado sus nombres para que no haya fugas, envían a la gente con códigos, por tanto no es fácil de saber.
I.: ¿Y allí ellos reciben dólares?
J. B.: Sí, sí, sí, sí, reciben dólares.