Publicado: 05.03.2014 12:09 |Actualizado: 05.03.2014 12:09

"Los datos sobre violencia machista deben provocar un estado de alarma en Europa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un tercio de las mujeres europeas sufre violencia de género y sólo el 14% denuncia la agresión a la Policía. La conclusión del primer sondeo a nivel europeo sobre violencia machista en Europa —realizado por la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA)—, que revela que la mitad de las mujeres encuestadas ha padecido acoso sexual, tendría que poner en alarma a las instituciones europeas.

"No podemos llamarnos países civilizados con este panorama. Y los datos de la encuesta reflejan sólo la opinión de las mujeres que reconocen haber sufrido violencia, pero muchas todavía la esconden y más aún ante un extraño. Este estudio debería provocar un estado de emergencia en la Unión Europea", opina Laura Nuño, directora de la cátedra de Género de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Según la encuesta del FRA, 62 millones de mujeres han sufrido violencia física o sexual en el último año, lo que obliga a las administraciones públicas, según Nuño, a "tomarse en serio las políticas de igualdad y educar de verdad en la no-violencia"

Rosa Maria Fernández Sansa, presidenta de la Coordinadora Española para el Lobby Europeo de Mujeres, coincide con el diagnóstico y considera "injusto" que, a pesar de los datos, "se esté trabajando tan poco en este sentido desde las administraciones públicas". Además, señala que "los recortes en las políticas públicas y en las subvenciones que reciben las asociaciones que ayudan a mujeres maltratadas" harán empeorar estas cifras. "Ahora queremos pasos y que la Administración tome partido", concluye. El Consejo de Europa y la Comisión Europea se han comprometido a combatir la violencia contra las mujeres y prueba de ello es, por ejemplo, la Carta de la Mujer (2010), en la Estrategia para la igualdad entre mujeres y hombres 2010-2015, aprobada por la Comisión Europea. Este texto insta a los estados a prestar y financiar servicios especializados a corto y largo plazo para las víctimas de violencia machista.

Aun así, esta es la primera vez que se calcula la percepción de la violencia de género a nivel europeo. "Es un gran avance porque medir con los mismos parámetros una problemática como la violencia machista es la única manera de conocer la dimensión de esta lacra", explica Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas. Hasta ahora era imposible hacerlo porque las estadísticas que aportaban los pocos países con datos al respecto no se podían comparar. En este sentido, España —por debajo de la media europea en violencia física o sexual, según la encuesta— destaca por haber dado visibilidad a la violencia de género. "Ha dejado de ser un fenómeno privado para convertirse en "un problema de Estado que preocupa a toda la sociedad", apunta Besteiro.

El principal instrumento para lograrlo ha sido la Ley Integral contra la Violencia de Género aprobada en 2004, por lo que Besteiro considera que el país "está yendo en la dirección correcta". Laura Seara, ex secretaria de Estado de Igualdad, va más allá: "España ha sido un referente en Europa en la lucha contra la violencia machista. Aunque queda mucho camino por recorrer, España fue el primer país europeo en legislar en este sentido", sentencia. La diputada socialista remarca la importancia de la visibilización de la violencia machista y, con ella, de la prevención, una partida que el Gobierno de Mariano Rajoy ha reducido cerca de un 30% desde que llegó a la Moncloa. "El Ejecutivo ha heredado un sistema contra la violencia machista extremadamente potente y ahora, con estos recortes, está patinando. El PP ha dejado de considerar las agresiones sexistas como un problema de Estado", lamenta.

016. Teléfono de atención a víctimas de violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica.