Público
Público

Detenido un concejal de PxC en Vic por apropiación indebida

Además, el líder de la formación xenófoba, Josep Anglada, acudirá a dos juicios, uno por unos panfletos racistas y otro por golpear presuntamente a su hijo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los Mossos d'Esquadra han detenido al concejal de la xenófoba Plataforma per Catalunya (PxC) en Vic, en Barcelona, Josep Maria Paré, sobre quien pesaba una orden de búsqueda, captura e ingreso en prisión por un delito de apropiación indebida.

Según han informado fuentes de la policía catalana, el concejal fue arrestado anoche, hacia las 21.45 horas, cuando salía de un mitin electoral en Vic del líder de la formación xenófoba, Josep Anglada.

Sobre Josep Maria Paré, de 48 años y máster aeronáutico, pesaba una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión emitida el pasado 14 de noviembre por la sección séptima de la Audiencia de Barcelona por un delito de apropiación indebida.

Tras su detención, el concejal ya ha pasado a disposición del juzgado de guardia de Vic, a la espera de que se decida si ingresa en prisión.

Esta no es la primera ocasión en la que un concejal o dirigente de Plataforma per Catalunya se ve envuelto en un caso judicial. El propio líder de la formación xenófoba y también concejal de Vic, Josep Anglada, acumula un par de causas abiertas.

Anglada será juzgado por presuntamente haber golpeado a su hijo  En concreto, Anglada está pendiente de que esta semana un juzgado de Manresa (Barcelona) le notifique la sentencia por un supuesto caso de incitación al odio racial al distribuir unos panfletos apócrifos de contenido xenófobo que ridiculizaban a la comunidad magrebí. Por este caso, la fiscalía pide un año y medio de cárcel para Anglada y también para otro concejal de PxC en Vic Joan Carles Fuentes.

Anglada también será juzgado el próximo 24 de noviembre acusado de un delito de lesiones en el ámbito familiar, ya que el pasado 22 de octubre inició una discusión con su hijo, en el domicilio en el que ambos residen, y supuestamente le cogió por la camiseta, le golpeó en las cervicales y le gritó: 'Ven aquí, desgraciado, hijo de puta'.

En su escrito de acusación, la fiscalía pide que se imponga por estos hechos una pena de diez meses de cárcel a Anglada, así como la prohibición de aproximarse a su hijo en un radio de mil metros, de acudir a su domicilio o lugar de trabajo y de comunicarse con él durante el año posterior al de la pena de cárcel.

Si finalmente el juez condena a Anglada y le impone esta orden de alejamiento, el líder xenófobo, que vive junto a su hijo en una céntrica calle de Vic, no podría acudir ni a su casa ni al Ayuntamiento del que es concejal, que está situado en la plaza mayor, a escasos metros del domicilio.