Publicado: 16.05.2014 18:18 |Actualizado: 16.05.2014 18:18

El detenido por incitar a la violencia en redes sociales se arrepiente: no quería ofender

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Acompañado de su madre y de una decena de amigos, el joven de 19 años detenido por incitar a la violencia contra los políticos ha expresado al juez instructor que está "totalmente arrepentido" y que no quería ofender con sus comentarios. El joven ha quedado en libertad, pero imputado por un delito de apología para la comisión de asesinato.

El joven fue detenido ayer jueves, y esta mañana ha pasado a disposición del juez, ante quien ha mostrado su "arrepentimiento" por todo lo ocurrido: en "ningún caso" pretendía ofender a nadie, ni hacer una apología del asesinato, sino que lo que dijo fue en un "acto de protesta", según fuentes conocedoras de la declaración citadas por Europa Press.

Su detención se produjo  tras realizar una serie de manifestaciones de apología a la violencia a través de las redes sociales, algunas de ellas relacionadas con el asesinato de la presidenta de la Diputación de León y del PP en esa provincia, Isabel Carrasco.

Tras su declaración, el juez le ha dejado en libertad, aunque imputado en una causa abierta por un delito de apología para la comisión de asesinato, recogido en el artículo 141 del Código Penal. Además, le ha impuesto la obligación de comparecer periódicamente en el juzgado.

Este joven fue la primera persona arrestada en España por "expresar su conformidad" con el asesinato de Isabel Carrasco. La operación se inició cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que una persona podía estar realizando manifestaciones de apología a la violencia a través de las redes sociales en relación con el asesinato de Carrasco.

'Así se hace, a matarlos a todos', 'Más tiros en la cabeza de PPeros', 'Isabel CarrasKO' o 'que me los pongan en fila uno al lado de otro y que me den un AK-47 que verás como acabo con todos esos hijos de puta fascistas de mierda', son algunas de las frases, escritas en valenciano, que el joven publicó en su espacio en la red.

En el registro practicado en el domicilio del detenido la Guardia Civil se incautó de diverso material informático consistente en una torre de ordenador, un ordenador portátil, cinco 'usb', tres discos duros y cinco tarjetas de memoria, además del teléfono móvil particular del detenido.

A su salida de las dependencias judiciales, le esperaban una decena de amigos suyos para apoyarle, así como numerosos periodistas. También se encontraba allí su madre, que ha defendido a su hijo.