Público
Público

Díaz Ferrán, una trayectoria llena de baches

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

1. Un 'paréntesis' en el libre mercado

Las primeras sacudidas de la crisis llevaron al presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, a pedir en septiembre de 2008 'un paréntesis en la economía del libre mercado' y solicitar la intervención del Gobierno con 'medidas excepcionales'. Díaz Ferrán dijo entonces que las medidas del Gobierno eran 'insuficientes' y apenas cubrían las necesidades de los empresarios. Además del intervencionismo, el empresario pidió 'más liberalización, más privatizaciones y externalizar la gestión en servicios públicos'.

2. Aerolíneas Argentinas

A finales de 2008, el Gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner expropió Aerolíneas Argentinas al grupo Marsans, propiedad de Gerardo Díaz Ferrán y de su socio Gonzalo Pascual, por haber dilapidado el dinero que les había sido entregado para reflotarla (995 millones de euros) y dejar a la compañía en una situación económica muy delicada. Air Comet, también propiedad del líder de la patronal, recompró Aerolíneas por un dólar. Argentina y Marsans se enzarzaron en un pleito en el que Díaz Ferrán fue acusado de presunto fraude fiscal.

3. Air Comet

La aerolínea acumulaba una deuda de más cien millones de euros y debía a sus empleados más de siete millones. Finalmente, a finales de diciembre de 2009, un juzgado de Londres ordenó el cese de actividad de Air Comet debido a la deuda de 17 millones de euros contraída con el banco alemán Nord Bank. La aerolínea paralizó su actividad en plenas Navidades y dejó en tierra a miles de pasajeros que habían comprado sus billetes. Además, la compañía de Díaz Ferrán debía varias nóminas a los cerca de 700 trabajadores. El empresario también incurrió en impagos a la Seguridad Social y dejó de pagar nóminas de varios meses en otra de sus empresas, Newco, dedicada a dar servicios en aeropuertos.

4. Seguros Mercurio

El Ministerio de Economía decidió el pasado marzo disolver la aseguradora del grupo Marsans, Seguros Mercurio, 'ante la grave situación patrimonial y de liquidez de la compañía'. El objetivo fue evitar 'una posible desconfianza entre los asegurados y beneficiarios respecto de la satisfacción de sus derechos'. Los datos de tesorería de la compañía reflejaban que, de no proceder a su disolución, la entidad podría incumplir sus compromisos de pago en las siguientes semanas.

5. Viajes Marsans

El pasado junio, un juzgado declaró en concurso de acreedores forzoso a Viajes Marsans, después de la petición de 21 acreedores. La gestión de la compañía quedó en manos de la sociedad Posibilitum, que se hizo con el 100% de Marsans. La suspensión de pagos se hizo ya inevitable semanas antes, cuando la organización de aerolíneas IATA prohibió a Marsans vender billetes de avión por dudar de su solvencia. Los nuevos dueños de la agencia han presentado un ERE que afecta a 947 trabajadores, al 65% de la plantilla.