Público
Público

Dimite el consejero delegado de Iberia

Rafael Sánchez-Lozano ha presentado su renuncia con carácter "inmediato". Se llevará 1,16 millones de euros como compensación por retiro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rafael Sánchez-Lozano ha presentado su renuncia como consejero delegado de Iberia y miembro del consejo de administración del holding IAG, resultante de la fusión entre la aerolínea española y British Airwais.

El ya exdirectivo de la aerolínea tiene derecho al abono 'de una compensación por retiro que asciende a de 1.168.000 euros', como se detalla en el Informe de la Comisión de Retribuciones de IAG correspondiente a 2012. Además, Sánchez-Lozano, como el resto de consejeros ejecutivos y directivos de IAG, tiene derecho a cobrar una indemnización 'sustitutiva del periodo de preaviso' sujeta a un límite de 52 semanas de salario base.

La renuncia tiene efecto 'inmediato', ha informado este miércoles la aerolínea en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Sánchez-Lozano, que ocupaba el cargo desde julio de 2009, será sustituido por Luis Gallego, que actualmente es el consejero delegado de la filial de bajo coste Iberia Express.

La dimisión de Sánchez Lozano llega por sorpresa apenas dos semanas después de que la dirección de los sindicatos de la compañía accedieran a poner fin a la huelga tras firmar el documento propuesto por el mediador en el conflicto, Gregorio Tudela. El acuerdo entre sindicatos y compañía reducía el recorte de plantilla en el grupo español a 3.141 empleados en lugar de los 3.807 despidos inicialmente anunciados.

El acuerdo, que incluía indemnizaciones más generosas de hasta 35 días por año trabajado en vez de los 20 días que contemplaba el expediente de despido masivo de Iberia, llevó a los sindicatos a desconvocar una huelga cuyo coste Iberia estima en 30 millones de euros, según dijo este mes el propio Sánchez-Lozano.

'Estoy muy orgulloso de haber liderado Iberia durante tres años. Ha sido un privilegio trabajar en una gran compañía. Tras alcanzar el acuerdo con el mediador y la mayoría de los sindicatos, logramos un hito importante en el proceso de reestructuración de la compañía. Iberia está iniciando ahora una nueva etapa y es tiempo de traspasar el mando a mi sucesor', ha asegurado Sánchez-Lozano, durante cuya gestión, la aerolínea ha perdido volumen de negocio, se ha situado en pérdidas anuales consecutivas, ha perdido rutas rentables en favor de British Airways y ha vaciado la llamada 'caja de Iberia', que durante años acumuló cientos de millones de euros.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, agradeció a Sánchez-Lozano su 'importante trabajo y compromiso con Iberia'. 'Él ha liderado la aerolínea durante un periodo muy difícil en medio de una profunda recesión y ha puesto en marcha el primer paso importante hacia la recuperación de la rentabilidad de Iberia', defendió.

'La compañía es rentable, puntual, goza de popularidad entre sus clientes y ha creado 500 puestos de trabajo muy necesarios en España', afirmó el consejero delegado de IAG, aunque ha obviado el ERE abierto en la empresa hasta 2015 que afectará a más de 3.000 trabajadores.

Desde UGT, aseguran que la dimisión no ha sido una sorpresa. 'Era algo cantado desde finales de año', ha asegurado a Público Manuel Atienza, portavoz del sector aéreo de UGT. 'Su gestión en Iberia fue nefasta. Nunca defendió los intereses de la compañía ni de sus trabajadores'.

Según Atienza, Sánchez- Lozano fue 'desautorizado' por la propia IAG y por Willie Walsh cuando el holding decidió romper el acuerdo alcanzado en diciembre con el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje) al imponer el nuevo plan de reestructuración, que incluía un nuevo ERE a cerca de 4.000 empleados. 'Ese acuerdo lo firmó Sánchez-Lozano y, como se vio, fue desautorizado', ha añadido el representante sindical.

Sobre el nuevo consejero delegado designado, Luis Gallego, 'los sindicatos esperamos que su labor sea mejor que la de su predecesor', aunque 'también esperamos que no se traiga a Iberia el antisidicalismo que impera en Iberia Express', ha apostillado Atienza, quien asegura que la actividad sindical en la filial de bajo coste 'está totalmente reprimida y erradicada'.

En cuanto a su nueva responsabilidad, Gallego expresó que supone 'un gran honor tener la oportunidad de liderar Iberia'. 'La compañía tiene una red internacional envidiable y es líder en las rutas entre Europa y las dinámicas economías de América Latina', ha añadido. 'Como consejero delegado de Iberia Express, trabajé estrechamente con Iberia y espero conducir a la aerolínea hacia una nueva etapa y un futuro exitoso', concluyó.