Público
Público

División entre los taxistas por la huelga contra la liberalización

Se agrava el conflicto tras la aprobación en el Congreso de la Ley Ómnibus

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de taxistas se manifestaron ayer en Madrid coincidiendo con la aprobación en el Congreso de la Ley Ómnibus, que liberaliza la prestación de servicios y que traspone una Directiva Europea, incluido el polémico artículo 21. En el resto de España, las protestas fueron desiguales, aunque según las asociaciones convocantes el parón de actividad fue generalizado. Otras fuentes señalaron pequeñas protestas en Asturias y Andalucía principalmente.

El artículo 21 regula la existencia de los taxis, cuyas tarifas son establecidas por la Administración, y la de los vehículos arrendados con y sin conductor, que pueden establecer libremente sus precios. Las asociaciones convocantes (Unalt y la Federación de autónomos ATA) consideran que este artículo establece 'un transporte paralelo al taxi, desregularizado, que llevará a la ruina a más de 100.000 familias y empeorará la calidad de la prestación'.

Sin embargo, la Confederación del Taxi de España (Confetaxi) no apoya las protestas y considera que la aprobación de la ley no cambia la situación actual. Su presidente, José Artemio, aseguró ayer a Público que si bien el primer texto de la ley que se presentó 'no era bueno', su tramitación en los últimos siete meses ha conseguido pulirlo. Confetaxi, la asociación de autónomos UPTA y Uniatramc-UGT participaron en la negociación: 'Hemos conseguido que se eliminen las últimas líneas, que podían confundir, ya que decían que los vehículos de arrendamiento con conductor podían trabajar en todo el territorio nacional'.

La eliminación de este pasaje deja a taxis y a vehículos arrendados como hasta ahora: sólo pueden recoger viajeros en la comunidad autónoma que les concedió la licencia, pero pueden descargar en cualquier punto. Fuentes de la Dirección General de Transportes señalan que el único efecto de la trasposición es que se da rango de ley 'a lo que ya estaba en el Reglamento de Ordenamiento del Transporte Terrestre' y que no ha cambiado 'ni una coma'. Mientras, Unalt afirma que la cosa 'no quedará aquí' y Confetaxi denuncia 'intereses políticos' tras unas protestas 'sin fundamento'.

Mariano Rajoy salió del Congreso para saludar a los manifestantes, a los que aseguró que 'dará la batalla'.