Público
Público

EEUU entra en recesión y Europa debate el aumento de gastos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La economía estadounidense ha entrado en recesión, declaró el lunes la Oficina Nacional de Análisis Económicos, mientras que los líderes europeos discrepaban sobre cuánto dinero público debe gastarse para paliar una profunda desaceleración.

Los datos económicos mostraron que las fábricas recortaron la producción en Estados Unidos, Europa y China el mes pasado, ya que la demanda descendió, lo que impulsó las expectativas de que los bancos centrales del mundo seguirán bajando los tipos de interés en las próximas semanas.

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo que era "ciertamente posible" que hubiera más recortes de tipos y alertó que la economía probablemente se mantendría débil por un tiempo.

El Banco de Japón convocó el martes una reunión de urgencia para encontrar vías que ayuden a las empresas.

El gobernador Masaaki Shirakawa advirtió que a las firmas japonesas cada vez les cuesta más acceder a fondos, casi tanto como en la crisis crediticia que sufrió el país hace 10 años.

En una señal de lo drásticamente que se estaba frenando la demanda, la actividad manufacturera estadounidense en noviembre cayó a su nivel más débil en 26 años. Una lectura similar sobre las fábricas de la zona euro llegó a un mínimo récord.

El sector manufacturero de China también se desplomó en noviembre, ya que los pedidos nuevos descendieron, lo que muestra que la cuarta economía del mundo estaba siendo arrastrada de manera más fuerte hacia la crisis global.

La crisis financiera que comenzó con un colapso en el mercado inmobiliario estadounidense el año pasado, ya ha llevado a varias grandes economías a una recesión.

La Oficina Nacional de Análisis Económicos, un prestigioso grupo de investigación privado cuyo comité pone fecha a los ciclos económicos, declaró el lunes que la economía estadounidense entró en recesión en diciembre de 2007.

La actual desaceleración, que muchos economistas esperan persista hasta mediados del próximo año, ya es la tercera entre las más largas desde la Gran Depresión.

Los ministros de Finanzas de la zona euro se reunieron en Bruselas para trazar el plan de 200.000 millones de euros de la Comisión Europea de revivir sus economías, pero Alemania rechazó los llamamientos a intensificar sus gasto de estímulo.

La Comisión propuso la semana pasada que los países de la Unión Europea gasten un 1,2 por ciento extra del PIB de sus presupuestos, principalmente en 2009, para impulsar las inversiones y la demanda del consumidor.

El acuerdo podría resultar difícil. La canciller alemana, Angela Merkel, dijo a su partido el lunes que el Gobierno, que ha revelado un plan de 32.000 millones de euros, no continuaría con los gastos para complacer a sus vecinos.

"No participaremos en una competición para superarnos unos a otros, con la lista sin fin de nuevas propuestas, en un concurso sin sentido sobre miles de millones", dijo Merkel.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, criticó la reacción de Merkel la semana pasada, al decir: "Mientras Francia está trabajando, Alemania está pensando".

HABRÁ RECORTES DE TIPOS

Se espera que los bancos centrales de Reino Unido, la zona euro, Australia y Nueva Zelanda recorten los costes de préstamos notablemente esta semana, en respuesta a la crisis.

El presidente de la Fed Bernanke, en un discurso preparado para pronunciar ante la Cámara de Comercio del Gran Austin, dijo que el banco central tenía espacio para reducir s tipo de interés de referencia, aunque esté en un 1 por ciento. Pero agregó que la Fed también consideraría otras vías para estimular la economía.

"Incluso si el funcionamiento de los mercados financieros continúa mejorando, las condiciones económicas probablemente seguirán débiles durante un tiempo", dijo Bernanke.

"La política económica de nuestro país debe atender vigorosamente los riesgos sustanciales a los que nos enfrentamos sobre la estabilidad financiera y el crecimiento económico", agregó.