Público
Público

EEUU vuelve a quedar último en estudio sobre sistema de salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Maggie Fox

Los estadounidenses gastan el dobleque los residentes de otros países desarrollados en el cuidadode la salud, pero obtienen servicios de menor calidad yeficiencia y tienen el sistema menos equitativo, de acuerdo aun reporte publicado el miércoles.

Estados Unidos quedó último cuando se lo comparó con otrosseis países: Gran Bretaña, Canadá, Alemania, Holanda, Australiay Nueva Zelanda, según el informe del Commonwealth Fund.

"Como estadounidense, me molesta que con todo nuestroconocimiento y riqueza no estemos asegurando que todas laspersonas reciban el cuidado de salud que necesitan", dijo lapresidenta de la fundación, Karen Davis, a periodistas porteléfono.

Los reportes previos de la fundación sin fines de lucro,que conduce investigaciones y promueve cambios en el suministrode la salud en Estados Unidos, fueron muy usados por lasautoridades que lideraron la campaña para reformar el sistemade salud.

Davis dijo que esperaba que la legislación aprobada enmarzo permitiera mejorar el servicio.

El reporte actual usa datos de sondeos de pacientes ymédicos representativos a nivel nacional de siete países en el2007, 2008 y 2009.

En el 2007, el gasto en salud fue de 7.290 dólares porpersona en Estados Unidos, más del doble que el del resto delos países analizados.

Los australianos gastaron 3.357 dólares, los canadienses3.895 dólares, los alemanes 3.588 dólares, los holandeses 3.837dólares y los británicos 2.992 dólares per cápita ese mismoaño. Los neozelandeses fueron los que menos gastaron, con 2.454dólares.

Sin embargo, los estadounidenses fueron los que menosrecibieron a cambio de su dinero, dijo Cathy Schoen, delCommonwealth Fund.

"Estamos últimos en la seguridad y nos va muy mal en variasdimensiones de calidad", afirmó. "Tenemos un problemaparticular por la falta de cobertura debido a los costos ytambién nos va sorprendentemente mal en el acceso al cuidadoprimario y de emergencia", agregó.

SEXTOS EN CALIDAD

El reporte analiza cinco medidas del servicio de salud:calidad, eficiencia, acceso, equidad y capacidad de tener vidaslargas, saludables y productivas.

"En la medida de calidad, Estados Unidos se posicionó sextoentre los siete países", dijo el grupo en un comunicado.

Los pacientes estadounidenses con condiciones crónicasfueron los más propensos a decir que recibieron el fármacoequivocado o que tuvieron que esperar para conocer losresultados negativos de sus test.

En general, Gran Bretaña, cuyo sistema de salud estatal fuemuy ridiculizado por los opositores de la reforma de salud enEstados Unidos, quedó primero en la lista, dijo el equipo de lafundación.

"Los resultados demuestran la necesidad de implementarrápidamente disposiciones en la nueva ley de reforma de salud yla legislación estímulo que se basen en fortalecer el cuidadoprimario, alineando los incentivos para compensar la mejorcalidad, invirtiendo en prevención y expandiendo el uso detecnología de información de salud", dice el reporte.

El documento agregó que todos los otros sistemas cubren ala totalidad de los ciudadanos y que el estadounidense, quedeja a 46 millones de habitantes, o el 15 por ciento de lapoblación, sin cobertura, es el más injusto.

"Cuanto menor es el resultado de la calidad, menor es eldesempeño en otras medidas. Esto sugiere que, cuando un país nologra satisfacer las necesidades de los más vulnerables,también falla en las necesidades del ciudadano promedio",sostuvo el informe.