Público
Público

Enfrentamientos en Baréin tras el funeral por un joven de 15 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Manifestantes y policía se enfrentaron hoy en Baréin tras la celebración del funeral por un menor que murió la víspera en una protesta, según constató Efe.

Los disturbios entre cientos de manifestantes pro reformas y los agentes de la seguridad tuvieron lugar en el pueblo de Sitra, al sur de la capital, Manama, tras el funeral por Sayed Hashem Said, de 15 años, que murió el sábado por la noche en una protesta en esa misma localidad convocada por un grupo de jóvenes en internet.

Según los opositores, se ha registrado un número indeterminado de heridos, de los cuales al menos uno se encuentra en estado crítico, en los choques, originados después de que la policía intentase dispersar la protesta tras las exequias.

Pese a que las fuerzas de seguridad bloquearon todos los accesos al pueblo con cientos de agentes y barricadas, miles de personas tomaron parte en el funeral por el joven.

Los manifestantes arrojaron cócteles molotov a la policía cuando ésta intentó entrar en la localidad con gases lacrimógenos y balas de goma, en una crisis que aumenta conforme se eleva el número de muertos, que asciende ya a 40 desde el comienzo de las protestas el pasado febrero, según la oposición.

Sayed Hashem Said recibió el impacto de un bote de gas lacrimógeno a quemarropa, lo que le causó la muerte, según dijeron a Efe testigos.

Según estos testimonios, la policía impidió que otros manifestantes pudieran atender al joven e hirió a quienes intentaron auxiliar a Said.

Los investigadores que se encargan del caso han adelantado que Said murió de "una herida en el pecho", y llegaron al lugar cuando ya se había expedido el certificado de defunción.

El pasado mes de agosto, otro menor, en este caso de 14 años, murió en circunstancias similares y en esta misma localidad en el primer día de la fiesta del Cordero (Aid).

Baréin es un pequeño reino del golfo Pérsico, con una mayoría chií del 70 por ciento, que ha sido escenario desde el 14 de febrero pasado de una serie de protestas antigubernamentales en demanda de reformas democráticas a la minoría suní que gobierna el país, encabezada por el rey Hamad bin Isa al Jalifa.