Publicado: 16.11.2013 07:00 |Actualizado: 16.11.2013 07:00

"Este juicio no se gana nunca, porque el muerto está muerto"

David Aineto, abogado de la familia del empresario del Raval que murió tras ser reducido por los mossos, da su opinión sobre el caso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras la comparecencia del conseller de Interior, Ramón Espadaler, en el Parlament de Catalunya, donde reiteró su apoyo a los Mossos d'Esquadra que participaron en la detención del empresario Juan Andrés Benítez, el vecino del Raval que falleció el 6 de octubre después de ser reducido por los agentes, hablamos con el abogado de la familia Benítez, David Aineto, que nos da su opinión sobre el caso.

El conseller Espadaler dijo en el Parlament que la detención de Benítez fue correcta, que no hubo excesos, según la investigación de Asuntos Internos de los Mossos. ¿Cuál es su opinión y la valoración de esta comparecencia?

La valoración que puedo hacer de la comparecencia del conseller, si me lo pregunta como abogado de la acusación particular, es nula, porque este partido se juega en el juzgado. Como ciudadano, le puedo decir que quizá el conseller tenga información que no tenemos las partes, pero creo que se debería informar un poco más, y no con sus fuentes, que vaya a otras fuentes y entonces con eso pueda llegar a conclusiones mejores. Que me llame cuando quiera...

Recordemos que Espalader calificó de "buena práctica" la reducción del empresario fallecido, y añadió que "es improbable que se mantengan todas las imputaciones". Sobre los gritos del detenido mientras era golpeado en el suelo, los agentes declararon que fueron "de rabia, no de dolor"...

Como acusación particular, le puedo decir que el asunto va hacia delante porque los indicios de criminalidad cada vez son más sólidos, y terminaremos en juicio.

En el primer atestado de los mossos se dice que el fallecido se autolesionó dándose cabezazos contra el suelo. ¿Qué opina de esto?

Que es absurdo. El primer atestado de los mossos, si lo analizamos desde un punto de vista estrictamente jurídico, es una falsedad documental como una casa. De lo que se dice a lo que pasó, no hay ninguna relación. No sé si fue voluntario porque ya sabían que iba a morir el señor Benítez cuando se redactó el atestado, o fue ya una forma de hacer de estos ocho mossos. Porque quiero aclarar que aquí no se está discutiendo la institución, sino a ocho personas que entendemos que no quieren mucho a su profesión, porque actuaron como no deberían haber actuado. Ese atestado se hace por atentado a agentes de la autoridad y por un delito de lesiones a una mosso.

Pero había un muerto...

Ese fue el atestado que hicieron. Es cuando se envía al juzgado y se manifiesta que hay un muerto, que comienza la investigación. El primer testigo que llegó al juzgado fue el que dijo que las cosas no habían ocurrido como declaraban las fuentes policiales. Ellos se defenderán, nada más.

Por cierto, los funcionarios  declaran que ellos se defendieron de una agresión previa del señor Benítez.

Sí, la agente femenina refiere que le mordió Benítez, pero curiosamente ni su compañero vio la mordedura, ni el conductor de la ambulancia. Cuando fue la mossa a la mutua Asepeyo, el médico tampoco vio la mordedura. Ella al forense le sigue diciendo que fue mordida, para nadie ve la consecuencia de dicha mordedura.

¿Por qué detienen al señor Benítez, cuando fue quien requirió la presencia policial porque le estaban robando en casa?

Primero aclarar que la palabra detención la usamos en forma material, no jurídica, porque nunca se le dijo al señor Benítez que estaba detenido. Cuando le detienen materialmente, esa orden es ilegal, porque el altercado anterior ya estaba calificado por todas las partes, y por los propios mossos, como un delito de faltas, y en las faltas tú no puedes detener a nadie, lo que puedes hacer es que se acredite y saber quién es esa persona. El señor Benítez, cuando se le preguntó nombre y domicilió, los dio, hasta dijo la fecha de nacimiento. Cuando le pidieron su DNI, les dijo que le acababan de robar en casa, y que su documentación estaba allí, todo esto mientras señalaba con el dedo cual era su vivienda. Él se dirigía a su casa cuando la mossa lo retuvo, y esa retención era ilegal, y a partir de ahí se desencadena todo.

¿Intentaron los policías ocultar pruebas?

Hay testigos que dicen que una Mosso d'Escuadra acudió a su domicilio para preguntar si habían grabado la escena en vídeo. La testigo dijo que sí. No estoy diciendo que la agente le dijera que lo borrase, pero la testigo borró la grabación en presencia de la agente, y ésta no le dijo que no borrase una prueba gráfica de un presunto delito.

¿Y lo de limpiar la sangre del suelo?

Aquí no hubo un levantamiento de cadáver, no había un fallecido, por lo que no podemos hablar de que limpiar esa sangre fuera un delito de ocultación de pruebas. Que el hombre estaba fallecido antes de que lo trasladaran al hospital, podemos decir que sí, que estaba muerto en el momento del traslado, pero se le mantuvo con vida artificialmente y murió oficialmente en el hospital. Yo no creo que esté en las funciones de la policía limpiar la sangre de la calle, para eso hay otro servicio, pero si lo hicieron para evitar que alguien resbalara, podrían haber hecho una foto. Para nosotros es un indicio de la intención de tapar unas lesiones o encubrir un homicidio, eso ligado a lo del vídeo...

¿Había mucha sangre?

Sí, había mucha, 25 centímetros de diámetro, más el medio litro de sangre que le encuentran en el estómago al señor Benítez.

¿De qué murió Benítez según la autopsia provisional?

Por los golpes. Los golpes por sí solos no matan al señor Benítez, los golpes provocan tal estrés al corazón que se para. Falta la autopsia definitiva, pero ya hay algunas conclusiones que hablan de homicidio.

¿Y los errores de transcripción de la llamada de Benítez a la guardia urbana que recoge el informe de la Policía Nacional, y en los que algunos ven intencionalidad para desprestigiar al cuerpo de la policía autonómica?

Es lo más absurdo del mundo. Mire, cuando está la fuente original, en la causa siempre ha estado el audio de esa llamada, y ese audio lo ha escuchado el fiscal, el juez, los abogados de la defensa de los mossos y yo, para qué sirve la transcripción, si tenemos la voz de la víctima. No creo que haya mala fe en el error de esa transcripción por parte de la Policía Nacional. En el primer informe de la guardia urbana ya se dice que el señor Benítez, en el altercado con los vecinos que le estaban robando, tenía un poco de sangre en la cabeza, pero no la cantidad que ya le he contado.

Al final, tampoco el señor Benítez estaba drogado como aseguraban los mossos.

Sí, dijeron exactamente por la radio: "El malo que es muy malo, está súper drogado". Primera consideración: y se estuviera drogado, ¿qué? ¿Eso justificaría lo que se hizo? Además no iba drogado, ni súper drogado. Ahora, curiosamente ya no hablan de drogas, aunque las defensas intentaran buscar drogas de diseño no detectadas en un primer análisis... pero lo dicho, y si saliesen, ¿qué?

Los imputados siguen siendo ocho mossos...

Sí, ocho, y de esos ocho, dos no quisieron declarar ante la comisión de investigación interna de los propios mosssos. Por cierto, permítame decirle que me parece vergonzosa la forma en que los imputados se presentaron en el juzgado, eso no ayuda mucho a la imagen de los mossos.


Como ciudadano, creo que alguien, quien gestiona a los mossos,  ha perdido el norte. En todo colectivo hay personas que actúan mal, si esto en vez de limpiarlo, se esconde, tenemos un problema como ciudadanos.

Se refiere el abogado Aineto a que los imputados, con la cara tapada y escoltados por una numerosa guardia pretoriana de mossos de paisano, irrumpieron en el juzgado casi a paso militar. Sin las imágenes de vídeo, ¿cree qué estaríamos aquí?

Aunque no hubiese habido audio ni vídeo, la escena estaba explicada por testigos que no tenían nada que ver con la víctima. Claro que esos documentos ayudan mucho.

¿Van a ganar este juicio?

Este juicio no se gana nunca, porque el muerto está muerto. Vamos a llegar hasta el final. Nosotros entramos en este asunto para estar presentes en el proceso y poder ver el cadáver. Lo primero que les dije a la familia, y conociendo sólo el atestado y dándolo por válido,  fue que hicieran el duelo y que no se gastaran el dinero en abogados, ni procuradores. En las primeras declaraciones de los testigos llamé a la familia y les dije que el atestado era falso. Llegaremos hasta donde sea, después la sentencia ya no nos compete.