Publicado: 23.11.2014 14:22 |Actualizado: 23.11.2014 14:22

Estimado profesor, ‘El Siglo’ no manipula

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Inmaculada Sánchez
Directora de ‘El Siglo’

Muy a mi pesar —los periodistas nunca debemos ser objeto ni protagonistas de la información— me veo obligada, como directora de la revista El Siglo,  a responder al artículo publicado por Vincenç Navarro el pasado viernes 21 en este diario. Bajo el título Respuesta a la manipulación mediática en 'Actualidad.es', 'Eleconomista.es' y 'El Siglo' el profesor Navarro se queja del tratamiento informativo que está teniendo su conocido asesoramiento a Podemos por omitir su extenso currículum y relacionarle casi en exclusiva con el gobierno de Cuba. No entraré en opiniones ni valoraciones personales, siempre respetables, pero de ningún modo puedo admitir que se incluya a El Siglo en campaña alguna de ataques con objetivos políticos ni que se le acuse de manipular la información que ofrece. Los hechos son transparentes y los lectores juzgarán.

Bien es cierto que, a pesar de tan hiriente título, el profesor Navarro sólo se refiere a El Siglo en el último párrafo de su crítico artículo con esta única frase: “Por último, lamento también que en una revista como El Siglo, que leo siempre con interés, su corresponsal haya escogido definirme también como consejero del gobierno cubano, mostrando con ello que incluso revistas más respetables que las anteriores se contaminan también de este tipo de comportamientos, que alcanzan niveles patológicos cuando se trata de Podemos”.  Pues bien, reproduzcamos asimismo la única frase en la que en nuestra reciente portada titulada Los tres economistas de Pablo Iglesias. Cómo prepara Podemos un programa económico ‘viable’, se relaciona al profesor Navarro con el gobierno cubano.  Tras citarle, junto a Juan Torres, como uno de los economistas que asesoran a la formación liderada por Iglesias se señala textualmente: “Ambos tienen una amplia trayectoria a sus espaldas como colaboradores y asesores de instituciones, gobiernos y diversas organizaciones sociales. Por ejemplo, Navarro ha asesorado al gobierno cubano en la reforma sanitaria que emprendió, pero también a los Ejecutivos socialistas de España o Suecia y al tripartito catalán”.  Ni una referencia más, ni en éste ni en anteriores reportajes.

Vuelvo a lamentar que sea necesario ofrecer a los lectores de Público estos datos para impedir suspicacia alguna sobre la honestidad periodística de El Siglo, un medio que se ha declarado siempre, desde su fundación, como independiente y de izquierdas. Y también, que los ataques que Vincenç Navarro pueda estar recibiendo desde otras trincheras periodísticas le tengan tan susceptible como para no distinguir el grano de la paja y hayan menoscabado su acreditada percepción científica de la realidad. Estimado profesor, con mis respetos, El Siglo no manipula.