Público
Público

Una familia judía pide la restitución del 'Friso de Beethoven' de Klimt

La obra del prestigioso pintor austríaco fue expoliada a la familia Lederer en 1938, tras la anexión de Austria por la Alemania nazi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los herederos de una familia expoliada por los nazis en Austria han reclamado al Ministerio de Cultura la restitución del famoso Friso de Beethoven, de Gustav Klimt, al considerar que, tras su devolución en 1973, el Estado adquirió de nuevo la obra a un precio inferior al real y bajo fuertes presiones. La solicitud de restitución fue entregada el martes al Ministerio de Cultura de Austria, según ha confirmado en Viena Marc Weber, el abogado suizo que representa a una parte de los herederos de la familia Lederer. El Friso de Beethoven, que se expone en la Secession de Viena, fue expropiado a los Lederer, una familia judía, en 1938, tras la anexión de Austria por la Alemania nazi. Después de la Segunda Guerra Mundial, el Estado austríaco devolvió la obra a Erich Lederer, el heredero de la familia, pero le prohibió sacar al extranjero esta y el resto de obras de su colección, amparándose en la legislación de la época.

Austria puso como condición para permitir la salida de las obras que Lederer vendiera el Friso a un precio de 750.000 dólares (unos 550.000 euros), muy por debajo del valor de tasación del mercado. 'El Estado le obligó a venderle la obra a un precio muy bajo. No tenía otra posibilidad', argumentó Weber, quien indicó que aquella maniobra fue una especie de extorsión. El propietario, que tenía problemas económicos, accedió a la venta, y el Friso se quedó en Austria, donde fue restaurado.

En el año 2009 se aprobó una reforma legal que abrió la puerta a la restitución de obras cuya adquisición por el Estado estuvo relacionada con la ley de veto a la exportación.'Antes no habría sido posible solicitar la devolución porque la ley fue modificada en 2009. Hemos investigado durante años, también la historia de la familia. Y al final concluimos que con la nueva legislación se puede pedir la salida del Friso de Beethoven, indicó el abogado.

Ahora, una comisión encargada de analizar las solicitudes de restituciones de obras de arte tendrá que examinar el caso y formular una recomendación al Ministerio de Cultura. Según Weber, la familia aún no ha decidido si, en caso de que se le devuelva, el Friso se venderá a Austria bajo nuevas condiciones o si será sacado del país. Por su parte, el Ministerio de Cultura indicó a Efe que aún no tiene constancia oficial de la llegada de esa solicitud de restauración y que sólo se conoce el asunto por lo publicado en los medios.

'No hemos recibido ningún escrito. Normalmente, los solicitantes, la familia, tienen que argumentar la solicitud', explicó Raimund Lang, portavoz del Ministerio. Lang aseguró no poder facilitar más información al no conocer los fundamentos de la demanda y explicó que el caso será estudiado con normalidad por el consejo responsable de estos casos en su próxima reunión. En ese sentido, negó que se trate de un caso especial porque esta obra sea tan conocida y que todas las peticiones son tratadas con la misma profesionalidad.