Público
Público

Fármacos comunes para huesos, ligados a riesgo cáncer esofágico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kate Kelland

Las personas que consumen una clasecomúnmente usada de medicamentos contra la osteoporosis durantemás de cinco años tendrían el doble de riesgo de desarrollarcáncer de garganta o esófago, reveló el viernes un estudiobritánico.

Los investigadores que realizaron el trabajo dijeron quelos resultados eran preocupantes, aunque no deberían llevar alos médicos o a los pacientes a cambiar inmediatamente supráctica con los fármacos en cuestión, llamados bisfosfonatos.

Estos medicamentos se recetan fundamentalmente a laspersonas mayores para ayudarlas a fortalecer los huesosdebilitados.

"Debemos preocuparnos, pero este es el primer estudioamplio con seguimiento a largo plazo que halla este efecto y essólo un estudio observacional", dijo Jane Green, de la Unidadde Epidemiología del Cáncer de la Oxford University, cuyainvestigación fue publicada en British Medical Journal.

"Además, como el cáncer de esófago es poco común, aún eldoble de riesgo es un riesgo bajo", añadió la experta en unaentrevista telefónica.

Los bisfosfonatos son una clase de medicamentos diseñadospara ayudar a prevenir fracturas en los huesos y para mejorarla debilidad ósea asociada con la menopausia y laosteoporosis.

Green y colegas analizaron datos de hombres y mujeres de 40años o más que habían sido diagnosticados con cáncer deesófago, estómago o colorrectal entre 1995 y el 2005.

El equipo halló que las personas con 10 o másprescripciones de bisfosfonatos, o con recetas durante más decinco años, tenían casi el doble de riesgo de cáncer esofágico,comparado con las personas a las que no se les habían indicadoesos fármacos.

En las personas que tenían una o más recetas previas debisfosfonatos orales, el riesgo de desarrollar cáncer deesófago era un 30 por ciento mayor que en aquellos que nuncahabían consumido esos medicamentos.

Los expertos no hallaron relación entre las prescripcionesde bisfosfonatos y el cáncer de estómago o vejiga.

En un comentario sobre el estudio, Diane Wysowski, de laAdministración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos(FDA por su sigla en inglés) dijo: "La posibilidad de efectosadversos sobre el esófago debería impulsar a los médicos querecetan estos fármacos a sopesar los riesgos y beneficios".

Wysowski sugirió que los doctores pidan a los pacientes queinformen si tienen dificultades para tragar o molestias en lagarganta, el pecho o digestivas, para poder ser evaluadosrápidamente y aconsejados sobre si deben discontinuar el usodel medicamento.