Público
Público

Ferrer salvó una jornada aciaga para el tenis español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La victoria en cinco sets de David Ferrer impidió que la cuarta jornada del Abierto de Australia fuera totalmente aciaga para el tenis español, después de que cayeran eliminados Marcel Granollers y Pablo Andújar, en el cuadro masculino, y Carla Suárez en el femenino, si bien la canaria a punto estuvo de dar la sorpresa ante Petra Kvitova.

Ferrer sacó adelante ante el estadounidense Ryan Sweeting un partido que se le fue complicando conforme iba avanzando y que le costó muchísimo de sacar adelante, tras ponerse dos sets a uno abajo. El quinto cabeza de serie del torneo, pese a que no realizó un buen partido, sí que demostró que su fortaleza mental sigue intacta.

El viento también fue protagonista en el partido, ya que incomodó el juego de ambos tenistas, aunque perjudicó especialmente al español por sus características. Ferrer no estuvo tan agresivo y profundo en su juego como acostumbra, lo que aprovechó el campeón junior del Abierto de Estados Unidos de 2005 para poner en jaque al de Jávea.

Con un juego de volea muy efectivo, el norteamericano dispuso de un 15-40 en el inicio del cuarto set que no supo aprovechar y a raíz de ese momento, Ferrer supo manejar el partido y sumar una victoria que le lleva a la tercera ronda, donde se enfrentará al argentino Juan Ignacio Chela.

Precisamente este jugador fue el verdugo del español Pablo Andújar, quien opuso resistencia al bonaerense, pero éste echó mano de su mayor experiencia en los momentos claves para llevarse el partido en tres sets (6-4, 6-4 y 6-3), en un choque más igualado de lo que reflejó el marcador final y que estuvo lleno de alternativas.

Marcel Granollers no pudo acceder por primera vez en su carrera a la tercera ronda del Abierto de Australia tras perder ante el portugués Frederico Gil por 6-3, 4-6, 6-4 y 6-3, en un duelo en el que le pasó factura las cuatro horas del partido de primera ronda.

El jugador catalán tuvo que jugar infiltrado, ya que tenía una enorme ampolla en su dedo gordo del pie derecho que apenas le dejaba apoyarse en las horas previas al partido.

Pese a ello, Granollers consiguió empatar el duelo en el segundo set y se puso arriba en el tercero, tras romper el servicio del luso, pero no pudo consolidar su ventaja y Gil elevó su nivel de juego. Ahí se acabaron las opciones del español.

Carla Suárez se despidió del torneo por la puerta grande ya que tuvo contra las cuerdas a la checa Petra Kvitova, segunda cabeza de serie del torneo y que en Melbourne lucha por arrebatar el trono mundial a la danesa Carolina Wozniacki.

La tenista canaria comentaba antes de jugar que este tipo de partidos son para disfrutarlos y jugarlos sin presión, y así lo hizo, llegando a soñar con fundamento en la eliminación de una de las grandes favoritas al título y en rememorar la gesta que realizó en 2009 cuando eliminó a Venus Williams en este mismo Grand Slam.

Ante la atenta mirada de Arantxa Sánchez Vicario, la capitana del equipo español de Copa Federación, la jugadora canaria jugó de tú a tú a la checa y tras perder por 6-2 la primera manga, le devolvió con la misma moneda en la segunda y arrancó el tercer set con un 2-0 a su favor, aunque cuatro juegos consecutivos de la Kvitova le despertaron de su sueño de protagonizar la sorpresa de la jornada.

Por Sergio Morro.