Público
Público

El FMI no descarta una segunda recesión mundial para 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director del FMI en Europa, Antonio Borges, ha advertido este miércoles que 'no puede descartarse' una segunda recesión para 2012, citando la posibilidad de que 'la actividad se contraiga', según informa la agencia AFP.

Borges también anticipó la posibilidad de que el FMI intervenga junto con el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) en la deuda española e italiana en los mercados primario o secundario de ser necesario con la idea de potenciar la confianza de los inversores. Para ello, el FMI creará un vehículo que permita comprar deuda, algo que ya ocurrió en el pasado.

En este sentido, el representante del Fondo subrayó que España e Italia 'son solventes' y atribuyó los recientes problemas de ambas economías a la renovada aversión al riesgo que impera en los mercados, por lo que rechazó la posibilidad de un rescate, como en el caso de Grecia.

Respecto al país heleno, Borges expresó su confianza en que las conversaciones entre el Gobierno griego y la 'troika' desemboquen en la concesión del siguiente tramo de ayudas financieras, aunque destacó que no hay que apresurarse. Asimismo, el directivo del FMI señaló que la quita aplicada a los bonos griegos, independientemente de su alcance, 'no solucionará los problemas de Grecia, que seguirá necesitando ayuda externa'.

Además, el máximo responsable europeo del Fondo Monetario Internacional ha indicado que los bancos de Europa necesitan entre 100.000 y 200.000 millones de euros para recapitalizarse y lograr la confianza de los inversores.

Borges también ha instado a los políticos europeos a no estrangular las economías con ajustes excesivos y ha recomendado al BCE que baje los tipos de interés y siga comprando deuda mientras dure la crisis. La institución monetaria internacional considera que la crisis requiere que el BCE 'mantenga una política monetaria con una orientación acomodaticia' e 'incluso la relaje mientras persistan los riesgos para el crecimiento y la estabilidad financiera y se mantengan bien ancladas las expectativas inflacionarias'.