Público
Público

Gallardón asume un nuevo retraso en la aprobación de la ley del aborto

El ministro de Justicia asegura que el proyecto de ley se aprobará "en cuestión de semanas" el mismo día en que el secretario de Estado comunica a una plataforma en defensa de los derechos reproductivos que el trám

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha asegurado que, si no se aprueba en el mes de octubre, 'será cuestión de semanas' que el proyecto de Ley del Aborto sea aprobado por el Consejo de Ministros.

En la rueda de prensa posterior al Consejo, el titular de Justicia ha asumido el posible retraso sobre la fecha marcada por el Ejecutivo para aprobar esta norma —en julio aseguró que vería la luz en el siguiente trimestre— porque, aunque el trabajo esta 'avanzadísimo', todavía necesitan hacer 'algunas profundizaciones en determinados aspectos del texto, que es un texto importante.

Gallardón ha argumentado, además, que su departamento está llevando a cabo 'un enorme trabajo legislativo', con la remisión al Congreso del Código Penal, la aprobación del Estatuto de la víctima, y el trabajo simultáneo en el Código Mercantil, la Ley de Enjuiciamiento Criminal y la Ley orgánica, así como la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). 'Si no cumplimos la matemática exacta (agosto, septiembre y octubre, sería porque nos demorásemos unas semanas en la presentación del proyecto', ha insistido.

Precisamente hoy, la Plataforma Estatal en defensa de los derechos sexuales y reproductivos Decidir nos hace libres ha mantenido una reunión con el secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, tras la petición reiterada del colectivo desde septiembre de 2012.Según la portavoz de la plataforma, Isabel Serrano, Román les ha asegurado que el proyecto de ley no tiene 'calendario ni contenido' y que puede ir al Consejo de Ministros en los próximos tres meses 'pero no de manera inmediata'. Según la plataforma, Román ha reconocido que dado el debate social que ha generado la reforma, 'el resultado final no va a gustar al 50% de la población'.