Público
Público

El Gobierno foral anuncia una reforma fiscal pero no devolverá los 400 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno foral ha anunciado hoy una reforma fiscal pactada con el PSN pero no aplicará la deducción de 400 euros del Estado para autónomos, asalariados y pensionistas ya que considera que Navarra "tiene derecho" a que sea la Hacienda central la que asuma esta medida.

El vicepresidente y titular de Economía, Álvaro Miranda, ha precisado que esta devolución la hará el Estado con cargo al superávit acumulado y en él Navarra "ha participado activamente", por lo que el gabinete de UPN-CDN "seguirá reclamando" esta devolución al Estado para los contribuyentes navarros.

"Es una promesa hecha en una campaña electoral de alcance nacional y es de justicia reclamarla", ha precisado Miranda, quien ha añadido que esta medida puede tener en la Comunidad Foral un coste de unos 100 millones de euros.

Tenga éxito o no la reclamación, el Gobierno de Navarra sí ha decidido acometer una reforma fiscal de acuerdo con el PSN que cuando esté aprobada hará que "ningún navarro" tanga peor tratamiento fiscal que en el régimen común.

De momento Miranda ha adelantado que siguiendo la pauta nacional, el Gobierno se plantea suprimir el Impuesto de Patrimonio para 2009 y aplicar a la empresas la devolución mensual del IVA, habrá además medidas para apoyar a sectores en dificultad, como el de la vivienda incidiendo en la rehabilitación, y se dará a las rentas de trabajo un tratamiento "más progresista que la medida lineal" de devolución de 400 euros.

"Navarra ha sido hasta ahora puntera y viable económicamente" y el objetivo es que lo sea en el futuro con medidas "reactivadoras de la economía", ha señalado.

Y al respecto ha apuntado que en 2009 habrá "una situación complicada" si bajan los impuestos y hay un menor crecimiento económico y de ahí que haya subrayado la importancia del "Plan Navarra 2012" con 4.508 millones de euros de inversión en infraestructuras y dotaciones sociales, negociado con el PSN, aprobado hoy por el Gobierno en su consejo semanal y que ahora se presentará en el Parlamento.

Una iniciativa, ha dicho, con la que no sólo se quiere "atajar unos momentos complicados en términos económicos para que Navarra siga progresando y generando empleo" sino también que dentro de cuatro años la Comunidad Foral "sea diferente" y esté "preparada para afrontar el futuro con garantías de éxito".