Público
Público

El grupo opositor egipcio destaca su rol pacífico y acusa a los militares de tensión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El grupo opositor egipcio Movimiento 6 de Abril, uno de los promotores de la Revolución del 25 de Enero, acusó hoy a la junta militar de causar los disturbios en la calle y defendió su rol pacífico desde el inicio de las protestas políticas.

En una rueda de prensa, varios de los miembros del grupo rechazaron el comunicado emitido horas antes por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, en el que se acusa al movimiento de querer provocar la 'fitna' (discordia) y la ruptura entre el Ejército y el pueblo.

"Nosotros defendimos la revolución desde el inicio y de forma no violenta. Seguiremos luchando por las demandas de la revolución de una forma pacífica", aseguró Amer Ali, responsable de los activistas del grupo, que consideró que los militares tratan de desprestigiarles.

Ali acusó a la junta militar, que dirige Egipto desde la renuncia de Hosni Mubarak el pasado 11 de febrero, de ser la causante de los disturbios en la calle al no responder a las demandas de la revolución.

La tensión entre el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y el Movimiento 6 de Abril, que participa en la acampada de la plaza cairota de Tahrir para pedir que se aceleren las reformas democráticas, se ha incrementado tras los disturbios registrados entre los militares y los manifestantes anoche.

En cuanto a estos incidentes, Ali aseguró que los manifestantes implicados no pertenecen al movimiento, pero que su grupo defiende "su derecho a manifestarse pacíficamente sin ser atacados".

El responsable del Movimiento 6 de Abril denunció que grupos de "matones" del antiguo régimen atacaron a los manifestantes en las ciudades de Ismailia y Suez, en el canal del mismo nombre, y que los militares no hicieron nada para impedirlo.

Por su parte, uno de los portavoces del grupo, Mohamed Adel, rechazó las declaraciones hechas horas antes por uno de los miembros del Consejo Hasan Erwany, quien aseguró que el grupo viajó a Serbia para entrenarse en métodos para dañar las estructuras del país.

Adel explicó que miembros de su grupo viajaron a Serbia pero no a tomar este tipo de cursos, sino para estudiar otros movimientos presentes en los cambios de una dictadura a una democracia.

Asimismo, negó que el Movimiento 6 de Abril tenga una agenda externa o un plan especial como afirmaron los militares, y reiteró que su grupo sólo se preocupa por el cumplimiento de las demandas de la revolución, como la condena de los altos cargos del régimen anterior y el fin de los juicios militares.

Una de los miembros del grupo, Amal Sharaf dijo a Efe que el Consejo "está intentando dañar la imagen" del grupo y apuntó como posible razón a que son muy activos con el reparto de panfletos y la promoción de la acampada de Tahrir.

En este sentido, el comunicado oficial del grupo repartido en la rueda de prensa insiste en su rechazo al intento del Consejo de "calificar de traidor al movimiento" y a las acusaciones de perseguir "objetivos particulares.

"Desde su adhesión a la manifestación del 8 de julio, (el grupo) ha tenido el objetivo de presionar para que se complete el cumplimiento de las demandas de la revolución y no procura ninguna instigación contra ningún organismo o el incumplimiento del carácter pacífico de la revolución", subraya la nota.

En respuesta a las acusaciones de los militares, el grupo ha llamado a una marcha hoy, a la que se han sumado una veintena de grupos políticos, desde la plaza Tahrir al Ministerio de Defensa, donde ayer se produjeron disturbios entre los manifestantes y los militares.