Publicado: 18.02.2014 16:46 |Actualizado: 18.02.2014 16:46

"Si la Guardia Civil no puede usar antidisturbios en la frontera sólo nos falta poner azafatas", dice Imbroda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, asegura que si se limita el uso de material antidisturbios por parte de los agentes de la Guardia Civil que controlan las fronteras, se producirá un "efecto llamada" al propagarse la idea de que las ciudades autónomas son permeables.

"Si la Guardia Civil no puede actuar con los elementos antidisturbios que tiene allí para defender la frontera española y sin embargo, sí puede actuar aquí contra cualquier manifestación, contra cualquier español, entonces ponemos azafatas en la frontera con comités de recibimiento, porque no pueden hacer nada", ha asegurado.

En rueda de prensa en el Senado, donde participará en la reunión del Grupo Parlamentario Popular previa al Pleno para informar sobre la situación en Melilla, ha incidido en que criticar la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la frontera sur "es el efecto llamada que algunos inconscientemente y otros conscientemente están produciendo internacionalmente".

"El momento es grave, porque parece ser que vamos a hacer comités de recibimiento a los señores que quieren entrar ilegalmente, que muchas veces entran utilizando la fuerza", ha reiterado Imbroda, para incidir en que en los dos últimos años un centenar de agentes han resultado heridos en la frontera de Melilla porque los inmigrantes "entran casi siempre agrediendo, empujando y causando males" contra la Guardia Civil.

Asimismo, ha arremetido contra quienes critican la actuación de los agentes el pasado día 6 en Ceuta, donde murieron al menos 15 inmigrantes que intentaban alcanzar a nado la playa de El Tarajal. En su opinión, se está produciendo "un linchamiento contra funcionarios que en una situación muy penosa tienen que controlar las fronteras, que son de la Unión Europea y de España".

En este sentido, se ha referido directamente al PSOE para denunciar que "está defendiendo lo indefendible" y "no está defendiendo los intereses de España sino otros". "No se puede criticar la más mínimo actuación de unos profesionales que sufriendo todo tipo de penalidades, están intentando defender la frontera y los intereses de España", ha añadido.

Sobre este asunto se ha pronunciado también el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Senado, José Manuel Barreiro, quien ha puesto el acento en la número 2 del PSOE, Elena Valenciano, que, según ha dicho, mantiene un discurso que "sólo se explica desde la falta de coherencia, la hipocresía y la desesperación" de los socialistas, "que parece que no encuentran su sitio".

Para Imbroda, parte de la solución pasa por reformar la Ley de Extranjería, ya que en su opinión, fue diseñada en el año 2000 y no se ajusta a la realidad actual. "Está muy bien para el aeropuerto de barajas, pero para una frontera que puede ser violentada no está bien", ha añadido, para incidir en la necesidad de regular las devoluciones sobre la marcha de cuántos inmigrantes accedan sin autorización.

"Yo estaría a favor de que se haga una ley que ampare los derechos fundamentales y humanos de todo tipo, a todas las personas, pero también a los que están defendiendo la frontera", ha añadido.

Asimismo, ha llamado la atención sobre el hecho de que en 13 años no se ha producido ningún fallecido en la frontera en Melilla y más de 3.500 actuaciones de la Guardia Civil "salvando vidas este año", con conductas "heroicas" como cuando se rescató de noche en el mar a una embarazada que había caído de una patera.