Público
Público

Haber vivido cerca de una planta de asbesto eleva riesgo cáncer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un nuevo estudio sugirió quelas personas que han vivido a corta distancia de una plantaproductora de asbesto tendrían alto riesgo de desarrollar untipo extraño de cáncer.

El asbesto es un material fibroso resistente al calor quehace años se utilizó mucho como aislante, material a prueba delfuego, en tejas y una gran cantidad de otros materiales para laconstrucción.

Inspirar las fibras de asbesto en el aire puede inducir laaparición de cáncer de pulmón y mesotelioma, un cáncer raro dela membrana alrededor de los órganos internos. En la mayoría delos casos daña el tejido de la cavidad torácica que protege lospulmones.

Las personas que alguna vez estuvieron expuestas al asbestoen sus trabajos (construcción y producción de materialesaislantes) tienen el riesgo más alto de padecer mesotelioma.

El nuevo estudio sugiere que las personas que alguna vezvivieron cerca de una planta de producción de asbesto tambiéntienen riesgo de desarrollar la enfermedad varias décadasdespués.

En el estudio, un equipo de investigadores japoneses hallóuna tasa de mesotelioma más alta de la esperada entre personasque habían vivido cerca de una planta, ahora cerrada, deproducción de tubos de hormigón armado con asbesto entre 1957 y1975.

El riesgo disminuyó de manera pareja a medida que aumentabala distancia de residencia de la planta. Las tasas más altas demesotelioma se registraron entre las personas que vivían hastaa unos 2,4 kilómetros de distancia.

Los habitantes que habían muerto por mesoteliomadesarrollaron síntomas unos 43 años después del primer año deresidencia próxima a la planta, precisaron los doctores NorioKurumatani y Shinji Kumagal en American Journal of Respiratoryand Critical Care Medicine.

El equipo estudió a 35 hombres y 38 mujeres que habíanvivido cerca de la planta entre 1957 y 1975 y que murieron pormesotelioma entre 1995 y el 2006. Ninguna había trabajado conasbestos.

La tasa de mortalidad por mesotelioma para esos habitantesera cuatro veces más alta que la esperada. Y el riesgo máselevado se registró entre los hombres y las mujeres que vivíana 300 metros de la planta.

La tasa de mortalidad femenina fue 41 veces más alta que laesperada, mientras que la masculina fue 14 veces más alta.

Estos resultados confirman que la causa de esos casos demesotelioma fue la exposición a la planta de producción deasbesto, sostuvieron los autores.

En el 2006, Kubota Corporation, que dirigió la planta antesde su cierre, fijó un fondo de compensación para las personasque desarrollaban enfermedades asociadas con la exposición alasbesto por vivir dentro del kilómetro de distancia de laplanta durante el período que utilizó asbesto.

Kurumatani trabaja en la Escuela de Medicina de laUniversidad de Nara, en Kashihara y Kumagal integra elInstituto de Salud Pública de la Prefectura de Osaka.

FUENTE: American Journal of Respiratory and Critical CareMedicine, 15 de septiembre del 2008