Público
Público

"Es horrible cuando nuestros soldados pierden la vida en sus bases", afirma Barack Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó el tiroteo de hoy en la base militar de Fort Hood, Texas, de "horrible incidente de violencia".

"Ya es duro cuando nuestros soldados pierden la vida en misiones en el exterior. Es horripilante cuando lo hacen en incidentes como este en sus propias bases en suelo estadounidense", afirmó el presidente en un acto en el Departamento del Interior, a raíz del tiroteo en Fort Hood, en Texas.

Hasta el momento, no están claros los detalles del suceso, que ha dejado al menos doce personas muertas y 31 heridas. Los agresores fueron tres soldados, de los cuales uno ha muerto y los otros dos han quedado detenidos.

"Lo que sabemos es que un cierto número de soldados estadounidenses ha muerto y otros más han quedado heridos en un episodio horrible de violencia", declaró Obama, quien indicó que ha estado en contacto con el jefe de Estado Mayor, el almirante Mike Mullen, y el secretario de Defensa, Robert Gates, sobre el incidente.

"Mis primeros pensamientos y oraciones están con los heridos y con las familias de las víctimas, así como con aquellos que viven y trabajan en Fort Hood", expresó el presidente.

"Son hombres y mujeres que han tomado la decisión valiente y altruista de arriesgar, y en ocasiones dar, la vida por nosotros cada día", afirmó Obama.

El presidente estadounidense fue informado en cuanto comenzaron a difundirse las informaciones del tiroteo y en las últimas horas ha estado en continuo contacto al respecto con su equipo de seguridad Nacional, según la Casa Blanca.

Altos funcionarios de la Casa Blanca se reunieron de inmediato en la Sala de Crisis para tratar de recabar información sobre el incidente.

Por el momento, la Oficina de Investigación Federal, FBI, ha descartado que se trate de un acto terrorista y agentes de este cuerpo se han trasladado a la base para investigar lo sucedido.

La Base de Fort Hood, que es la mayor de EE.UU. en el mundo, y tiene unas 70.000 personas, 42.000 de ellas soldados, es el lugar en el que se concentran las tropas antes de ser desplegadas en los distintos lugares.

Según las autoridades militares, que ofrecieron esta tarde una pequeña rueda de prensa, el tiroteo se produjo en un único edificio de la Base, dedicado al entrenamiento militar.