Público
Público

Hostigadores en la escuela son más propensos a abusar de parejas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Frederik Joelving

Un equipo estadounidensehalló que los varones que hostigan a sus pares en la escuelatienen más riesgo de abusar de sus parejas más adelante en lavida.

Según publica Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine,la relación abre un camino posible para reducir la violenciadoméstica, un problema que afecta a un cuarto de la poblaciónfemenina de Estados Unidos y a muchas mujeres en todo elmundo.

"Necesitamos reconocer mejor el hostigamiento entre paresen las escuelas, en especial de varones contra mujeres. Paralos adolescentes, el contexto escolar es el terreno de prácticade las conductas adultas", dijo el psicólogo Jay Silverman, quedirigió el estudio.

Silverman, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, enBoston, admitió que la investigación no separa entre causa yefecto. Pero agregó que la relación es sorprendentemente sólidacomo para abrir camino para nuevos estudios. "Esperamos queatraiga la atención", dijo.

A partir de los resultados de una encuesta a 1.500 hombresde Boston de entre 18 y 35 años, el equipo de Silverman hallóque el 16 por ciento (uno de cada seis) había abusado de supareja físicamente o sexualmente el año anterior.

El 38 por ciento de ese grupo dijo que había hostigadofrecuentemente a sus pares en la escuela, comparado con apenasel 12 por ciento de los hombres que no había maltratado a susparejas en la edad adulta.

Tras considerar factores de riesgo de la violenciadoméstica (ser víctima de abuso infantil o presenciar un abusoentre adultos), el hostigamiento frecuente entre pares en laniñez estuvo asociado con cuatro veces más posibilidades deabusar de una pareja en la adultez.

Esa relación fue todavía más sólida que haber sido víctimade un abuso en la infancia.

"Fue muy sorprendente ver que el efecto del bullying, uhostigamiento entre pares, fuera mucho más poderoso que otrosfactores que solemos considerar", dijo Silverman.

"El hostigamiento entre pares debería estar presente alconsiderar cómo reducir la violencia de género en los adultos.Debemos mirar el bullying a través de esos lentes", agregó.

FUENTE: Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine,online 6 de junio del 2011