Público
Público

Hun Sen rechaza otras detenciones de antiguos miembros del Jemer Rojo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro de Camboya, Hun Sen, descartó hoy más detenciones de otros antiguos miembros del Jemer Rojo para llevarles a juicio ante tribunal internacional por su presunta implicación en el genocidio.

"Antes prefiero ver derribado el tribunal que contemplar el regreso de la guerra a mi país", dijo Hun Sen, el mismo día que el ex jefe torturador de Jemer Rojo, Kaing Guev Eav, alias Duch comparecía en la nueva vista del juicio en calidad de primer acusado por el genocidio perpetrado por el grupo radical hace tres décadas.

Hun Sen, ex comandante de una división del Jemer Rojo que desertó unos meses antes de que las tropas vietnamitas invadieran Camboya en enero de 1979, agregó durante una intervención pública difundida por la televisión estatal, que su Gobierno no prestará ningún tipo de apoyo a una iniciativa que conlleve aumentar la cifra de acusados.

El pasado enero, el tribunal internacional auspiciado por Naciones Unidas admitió que su propuesta de sentar en el banquillo de acusados a otros ex miembros del Jemer Rojo, no había prosperado a causa de la oposición del Gobierno camboyano.

Además de Hun Sen, también los actuales presidentes del Senado y del Parlamento, Chea Sim y Heng Sanrim, respectivamente, ocuparon destacados puestos de mando en las filas del Jemer Rojo.

Similar es el caso del actual ministro de Asuntos Exteriores, Hor Nam Hong, y del viceprimer ministro Men Sam On, o del titular de Finanzas Keat Chhun, así como el del general Meah Mut, asesor del Ministerio de Defensa.

A pesar de la espeluznante cifra de muertos, sólo cuatro influyentes ex dirigentes del régimen maoísta están encarcelados y acusados de cometer crímenes similares a los imputados a Duch, quien ha admitido su culpabilidad, a diferencia del resto de los acusados, que niegan haber tenido conocimiento de las atrocidades.

Los otros acusados son Nuon Chea, de 82 años, el hermano "número dos" de la jerarquía del Jemer Rojo; el ex viceprimer ministro y ministro de Asuntos Exteriores, Ieng Sary, de 83 años; su esposa, Ieng Thirit, de 76 años, quien era titular de Asuntos Sociales; y el presidente del régimen de Kampuchea Democrática, Khieu Samphan, de 77 años

Durante el régimen del Jemer Rojo, de abril de 1975 a enero de 1979, cerca de 1,7 millones de personas, o una cuarta parte de la población que por entonces tenía Camboya, fueron ejecutadas o murieron de hambruna o por enfermedades en los inmensos campos de trabajos forzados.