Público
Público

Un interlocutor del IRA Auténtico justifica la violencia en la "ocupación británica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Movimiento por la Soberanía de los 32 Condados (32 CSM), un grupo de activistas supuestamente vinculado al IRA Auténtico, justificó hoy la reciente violencia de disidentes republicanos en Irlanda del Norte denunciando "la ocupación ilegal británica".

"El conflicto en Irlanda sólo acabará de una vez por todas cuando también lo haga la ocupación ilegal británica en los Seis Condados", dice una nota de esa formación, en referencia a los condados de Irlanda del Norte que quedaron bajo gobierno del Reino Unido tras la partición de la isla en 1921.

"Las acciones violentas de los últimos días así lo demuestra", indica el comunicado, que alude al asesinato el pasado sábado de dos soldados británicos en una base militar del condado de Antrim (al norte de Belfast) por pistoleros del IRA Auténtico, una facción disidente del inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Dos días después, otra escisión del IRA, el IRA de Continuidad, acabó con la vida del agente de la Policía norirlandesa (PSNI) Stephen Paul Carroll en el barrio de Lismore Manor de la localidad de Craigavon (sur de la provincia).

En opinión del 32 CSM, el "fracaso del llamado proceso de paz" en Irlanda del Norte es consecuencia directa del fracaso de la sociedad de la provincia para hacer frente a este "asunto central" y en concreto, del Parlamento autónomo de Belfast, que este grupo califica de "marioneta británica".

Este grupo, con muy poca presencia en la isla, también atacó, sin nombrarla, a la dirección del Sinn Fein, el brazo político del ya desmantelado IRA, por abandonar los objetivos históricos de la comunidad nacionalista, es decir, la unificación de los 32 condados de Irlanda.

El movimiento opina que, tras las negociaciones del acuerdo de paz del Viernes Santo (1998), los líderes republicanos, en vez de aceptar su "derrota", se "hundían aún más y hacían ridículas promesas sobre la fecha en la que lograrían la unidad irlandesa".

"Fue la típica trampa británica -añade la nota-, y ahora esa estrategia ha alcanzado su cima, ya que hay un dirigente del Sinn Fein en Stormont (sede del Gobierno de poder compartido), bajo la bandera británica, como un ministro de la Corona británica que llama 'traidores' a los voluntarios del IRA que resisten la ocupación".

El comunicado hacía así referencia a las palabras de condena emitidas tras los pasados atentados por el viceministro principal norirlandés y ex comandante del IRA, Martin McGuinness, quien consideró que los disidentes son unos "traidores" a la causa republicana por continuar recurriendo a la lucha armada.