Público
Público

El intestino no puede esperar

Rafa Iglesias decidió no detenerse, se hizo de vientre encima y ganó el Maratón de San Sebastián

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rafa Iglesias es un hombre feliz. El atleta salmantino ganó el domingo el Maratón de San Sebastián, batió su récord personal (con 2h10:44) y además logró la marca mínima para poder participar el próximo mes de julio en los Campeonatos de Europa, que se disputarán en Barcelona. El campeón de España de maratón corrió totalmente en solitario los últimos 28 kilómetros de la prueba y se enfrentó a la dureza de la distancia... y a la inoportuna llamada de su intestino.

'La verdad es que noté las primeras sensaciones en el kilómetro 20', declaró Iglesias a Público. El problema se presentó 15 kilómetros más tarde, con toda su intensidad. El intestino de Iglesias no aguantaba más. Había que hacer algo. Difícil decisión cuando se marcha en cabeza de carrera, seguido por las motos de la Policía y los coches de la organización.

'No lo dudé ni un segundo. Había leído en libros que no hay que pararse'

'No lo dudé ni un segundo. Había leído esto en los libros y sabía que un día me podía suceder. Hice exactamente lo que he leído en todas partes. Tienes que hacértelo encima. No hay que pararse', reconoce con toda naturalidad Rafa, el atleta que está llamado a recoger el testigo de Chema Martínez como número uno del maratón español.

Iglesias liberó su intestino sin dejar de correr, en el kilómetro 35. No se arrepiente lo más mínimo y lo explica con un argumento lleno de lógica. 'Iba en cabeza, con un buen ritmo y buenas sensaciones. Si te detienes a vaciar el vientre, te la juegas, porque, aparte del tiempo perdido, dudo mucho que hubiera sido capaz de volver a enganchar el ritmo otra vez. Lo tuve claro y pensé: si te paras, ya no arrancas', confiesa Rafa, que ya se puede dedicar a preparar con toda tranquilidad los Europeos de Barcelona tras su gran crono de anteayer.

Iglesias ya había sufrido este problema en entrenamientos

El flamante ganador del Maratón de San Sebastián achaca el episodio a que bebió una cantidad excesiva de agua antes de la prueba. 'Yo creo que nos asustaron un poco diciéndonos que la humedad iba a ser muy elevada en el circuito y ahí quizás me equivoqué', afirma el salmantino.

No es la primera vez, sin embargo, que Rafa Iglesias experimenta esta sensación. 'En los entrenamientos ya me ha pasado y es algo que tendré que comentar a mi médico, el doctor Xabier Leibar. Me ha sucedido en algunas tiradas [los corredores de maratón llaman así, tiradas largas, a los entrenamientos superiores a 30 kilómetros, que suelen realizar una vez por semana], y lo que hago es pararme y luego seguir. Pero la competición es la competición, aquí no puedes ceder ni un segundo', sentencia Rafa.

Juan Carlos Granado, entrenador de Iglesias (y de la mediofondista Mayte Martínez) se tomó con humor el episodio intestinal. 'Ha sido una gran carrera en todos los sentidos', comentó en privado, 'sobre todo el del olfato'. Granado, feliz por tener ya a uno de sus pupilos con el billete para los Europeos, espetó a Iglesias al terminar la prueba: '¡Vaya sangre fría que has tenido!'.

Anécdotas aparte, Rafa reivindicó el domingo su papel como futura estrella del maratón español. Su carrera fue extraordinaria y su crono, que podría haber sido mucho mejor si hubiera contado con algún rival que le acompañara más kilómetros, le sitúa como uno de los candidatos al oro de los próximos Europeos.

El campeón de España quiere además reivindicar los maratones que se disputan en nuestro país. 'Yo creo que muchos atletas se equivocan corriendo en el extranjero: en España hay grandes maratones', confiesa Rafa, que el domingo se quitó un peso de encima.