Público
Público

Jiménez afirma que España seguirá en Libia mientras Gadafi sea una "amenaza"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha asegurado hoy que España seguirá participando en la misión militar en Libia mientras el régimen de Muamar el Gadafi siga siendo una "amenaza" para el pueblo libio y la región.

Jiménez ha reafirmado el compromiso de España con la operación de la OTAN en Libia durante su comparecencia en el Congreso junto con la ministra de Defensa, Carme Chacón, para pedir la prórroga indefinida de la participación en la misión de la OTAN e informar de la situación en Libia.

"Esta misión continuará mientras los libios sigan padeciendo la barbarie del régimen de Gadafi. Estaremos todo el tiempo que haga falta", ha dicho Jiménez para recabar el respaldo de los grupos parlamentarios.

La ministra de Exteriores, no obstante, ha apuntado que la solución al conflicto que comenzó a final del pasado febrero "debe venir desde dentro de Libia" y "no debe ser solo militar, sino fundamentalmente política".

También ha defendido la reconciliación del pueblo libio y la búsqueda de una solución democrática "lo más inclusiva posible", que asegure la unidad y la integridad territorial de Libia.

Jiménez ha afirmado que la presión militar, diplomática y económica ha llevado al régimen de Trípoli a estar cada día "más aislado y debilitado" en el plano interno y externo.

La jefa de la diplomacia española, que ha comenzado su discurso recordando a los militares heridos en el último atentado en Afganistán, ha manifestado que hay semejanzas entre este país y Libia, aunque cada misión tenga una naturaleza diferente.

Aparte de tener el amparo de la ONU, ha asegurado que el objetivo común es ayudar a las poblaciones libia y afgana "frente a quienes quieren instaurar un régimen de terror".

Jiménez ha expresado su respaldo al Consejo Nacional de Transición (CNT), el órgano que representa a los opositores libios.

Ha reiterado que el CNT es el "representante legítimo del pueblo libio" y es visto por los aliados como un "auténtico socio".

La ministra ha destacado la "voluntad conciliadora" del CNT y su deseo de aunar a personas de diferente procedencia para aumentar su representación.

Jiménez ha recordado que España ha congelado la relación con el régimen de Gadafi, expulsando al embajador libio en España, y ha invitado a los rebeldes a que visiten España.

Al igual que Libia, la titular de Exteriores ha brindado su apoyo a aquellos países árabes que han optado por introducir cambios democráticos, como Egipto o Túnez.

A su juicio, "el inmovilismo es una amenaza mayor", por lo que la "mejor manera de garantizar la estabilidad en la región es reconociendo a los gobiernos que son percibidos como legítimos" por sus propios pueblos.

"Todo ello, respetando los ritmos y los procedimientos de los pueblos concernidos", ha precisado.

Sobre la ayuda humanitaria facilitada a Libia, la ha cifrado en casi seis millones de euros, con cinco envíos de material sanitario y de primera necesidad.