Público
Público

El juez decreta el ingreso en prisión del joven que disparó a dos porteros de una discoteca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ciudad Real ha ordenado el ingreso en prisión del joven de origen cordobés que en la madrugada del domingo hirió de gravedad a dos porteros de una discoteca.

El juez ordenó el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza del joven, de 27 años, identificado con las iniciales J.A.G.L. y natural de Cardeña (Córdoba), tras tomarle declaración durante cuarenta minutos, y se espera que sea trasladado en las próximas horas a la cárcel de Herrera de la Mancha (Ciudad Real).

En su testimonio, "el joven reconoció parcialmente los hechos, al haber olvidado, según su propio testimonio, extremos fundamentales del relato", según informó en un comunicado el gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

"No obstante (el acusado) aceptó haber disparado su escopeta contra la puerta del establecimiento con el único ánimo de asustar a los porteros", señaló en su declaración, según el comunicado.

El joven comentó al juez que en el momento de producirse el altercado "estaba borracho, ya que llevaba todo el día bebiendo, y en su descargo alegó que toma también medicamentos contra la depresión".

El presunto responsable del altercado, declaró también ante el juez de guardia que, minutos antes de efectuar los disparos, había mantenido con los porteros una "fuerte discusión que acabó en pelea, en el curso de la cual perdió una pieza dental, lo que le desató los nervios", según su versión de los hechos.

A continuación, el joven fue a su casa, tomó la escopeta y "fue entonces cuando les disparó en los términos antes referidos", señala el comunicado del TSJCLM.

Al término de la declaración, el juez decretó el ingreso del joven en prisión, que es lo que habían pedido tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular ejercida por el dueño de la discoteca.

Tras su declaración ante el juez, el acusado fue examinado por los médicos forenses "con la intención de valorar el alcance de sus problemas psiquiátricos y establecer su posible imputabilidad".

Los dos porteros de la discoteca "La Vieja Estación", de 56 y 35 años, se encuentran ingresados en la UCI del Hospital General tras ser intervenidos quirúrgicamente, con pronóstico "muy grave" el primero y menos grave el segundo, según fuentes sanitarias.

El primero de ellos, de 56 años, fue el que resultó más afectado, en el estómago e hígado, ya que recibió el disparo de una escopeta de caza con cartuchos de perdigones a bocajarro, mientras al segundo le llegó otro disparo que le hirió en un hombro, pero después de traspasar la puerta del local.

La Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real ha informado de que el joven carece de antecedentes y cuenta con licencia de armas.

El joven fue detenido por la Guardia Civil en su casa, en Pozuelo de Calatrava, cuando ya había regresado de Ciudad Real, a once kilómetros de distancia, tras perpetrar el hecho.