Público
Público

Lugo inicia su gestión en la región donde fue obispo con la promesa de ayuda de Chávez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El nuevo presidente de Paraguay, Fernando Lugo, comenzó hoy su gestión con un acto popular en la región donde hace años fue obispo y con la promesa de ayuda de su colega de Venezuela, Hugo Chávez, quien instó a una unión latinoamericana para una "verdadera independencia".

Lugo, que durante 11 años fue obispo de la diócesis de San Pedro (centro), la región más pobre de Paraguay, dijo que fueron los pobres quienes le pidieron que dejara "el sacerdocio para ingresar a la política y llegar a la Presidencia" y no "los banqueros ni empresarios".

El nuevo gobernante, quien presentó a sus ministros, destacó que toda solidaridad internacional será bienvenida en su país "en tanto y en cuanto" no divida a los paraguayos y agradeció a Chávez por el obsequio de la replica de la espada de Simón Bolívar.

"No sé qué hacer con ella (la espada). (Chávez) Me comentó que Bolívar no la había utilizado, pero le dije que la voy a utilizar, lo vamos a usar, contra la corrupción, contra el bandidaje, contra los que robaron al pueblo", aseguró Lugo.

Lugo y Chávez comparecieron ante una multitud congregada en la plaza adyacente a la Catedral, una iglesia franciscana del siglo XIX, con motivo del acto de asunción del gobernador de San Pedro, José Ledesma.

El acto popular fue precedido por una misa oficiada por Adalberto Martínez, obispo de San Pedro de Ycuamandiyú, localidad situada a 318 kilómetros al norte de Asunción.

La nueva autoridad regional es allegada a Lugo y pertenece al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), segunda fuerza electoral del país, y soporte de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), coalición que llevó al ex prelado al poder.

El flamante presidente, cuya victoria en los comicios del 20 de abril pasado puso fin a una hegemonía de 61 años en el poder del Partido Colorado, habló la mayor parte en guaraní, idioma hablado principalmente en las áreas rurales de Paraguay.

En San Pedro abundan las ocupaciones de los autodenominados "sin tierra", las cuales se han multiplicado desde que Lugo se impuso con amplitud a la candidata oficialista, la ex ministra de Educación Blanca Ovelar.

Varios de los grupos de campesinos, algunos de ellos aliados del ex obispo y que reclaman tierra propia, argumentan que los predios cultivables de esa región han terminado en poder de grandes cultivadores de soja, en su mayoría brasileños.

Chávez, el único gobernante que permaneció en Paraguay para este acto de los nueve que asistieron en Asunción al acto de Lugo, retomó las críticas contra el imperialismo y llamó a los países de la región a unirse para "una verdadera independencia".

"Se trata de eso (...), ¿acaso hemos sido independientes en estos doscientos años? Nunca hemos sido realmente independientes, pero llegó la hora de completar la nueva independencia", expresó Chávez.

"Solo unidos, pero de verdad unidos, podemos ser independientes", afirmó, al citar a grupos de organizaciones sociales de Argentina, Brasil y Uruguay que se han sumado al acto popular.

"Si queremos tener patria, verdadera y grande unámonos. Nuestros adversarios trataran de continuar impidiendo nuestra unión", resaltó Chávez, al criticar "la independencia vieja, que va a cumplir 200 años".

En el mismo acto, Chávez prometió la provisión de todo el petróleo que requiera Paraguay y explicó que el ofrecimiento está incluido en una carta intención firmada en esa región por los cancilleres de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Paraguay, Alejandro Hamed Franco.

"Hemos firmado el primer compromiso para suministrarle a Paraguay todo el petróleo que necesite, hasta la última gota", indicó el mandatario venezolano, al garantizarle al abastecimiento a este país, que frecuentemente afronta problemas con la provisión de gasóleo.

Por su parte, Lugo, quien sucedió ayer en la Presidencia a Nicanor Duarte para un mandato de cinco años, agradeció las iniciativas del Gobierno de Caracas.