Público
Público

Mayor Oreja pide al PP dejarse de escuchas y hacer "política con mayúsculas"

Plantea la necesidad de que su partido presente un proyecto de "regeneración democrática"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El eurodiputado del PP Jaime Mayor Oreja plantea, en una entrevista, la necesidad de que su partido presente un proyecto de 'regeneración democrática' y de 'rectificación' que suponga un fortalecimiento de la 'visión nacional' de España.

En su opinión, las reformas de los Estatutos han ido en 'la mala dirección', considera la financiación autonómica como una 'chapuza nacional, un disparate y una improvisación' y advierte de que las cosas no son buenas por el hecho de que sean constitucionales.

Mayor Oreja considera que aunque 'todos' tienen 'responsabilidad' en esta situación, el 'mayor grado' es del Gobierno, de quien recuerda que tomó la iniciativa de reformar los estatutos de autonomía, empezando por el catalán. De este último, señala que 'no sirve para fortalecer España, ni la nación española, ni el Estado español'.

En este contexto, advierte de que en el 'puente de mando' de la Unión Europea 'sólo están' las 'naciones más fuertes de la Unión' y por ello, considera que 'hace falta otra sacudida' como la transición española que sirva para no tener un 'Estado residual', con el fin de 'estar presente en la Unión Europea y en su dirección'.

El dirigente popular apuesta por no quedarse con 'la letra pequeña' de lo que sucede en la política española -como por ejemplo la persecución que denuncian del Gobierno y que cree que trata de anular la alternativa del PP-, sino que cree necesario 'elevar el listón, el tono y la mirada' y hacer 'política con mayúsculas'.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal denunciaba hace unos días unas supuestas escuchas ilegales del Gobierno a dirigentes y miembros del PP.

'Tenemos constancia de que se están produciendo escuchas telefónicas ilegales a personas que no tienen nada que ver con los sumarios y a destacados dirigentes nacionales', dijo.

Posteriormente, el presidente del PP, Mariano Rajoy, apoyaba las denuncias de De Cospedal, pese a asegurar que no las había escuchado.

Explica que los valores de la transición 'están hoy exhaustos' y en su opinión, también 'mucha gente de la izquierda española' sabe que se está produciendo ahora una 'decadencia y una degeneración de nuestras fórmulas constitucionales que deben ser revisadas con una visión nacional, de igualdad de todos los españoles y sin estar pendientes de los movimientos de los nacionalistas'.

Argumenta, en este sentido, que la gente está cada vez más alejada de los políticos. 'La gente, cada día que pasa habla peor de los políticos, y eso es algo que no sucedió en la transición, que no sucedió en los años 90 cuando empezó la alternativa del PP'.

Considera necesario acabar con 'ese alejamiento de la gente' y esa 'sensación que uno tiene de que quien se dedica a la política es una persona que trata de obtener un interés espurio o corrupto'.

En su opinión, es necesario cambiar esta opinión de los ciudadanos 'primero, porque no es verdad y además, porque es un desastre para la democracia española'.

Por ello, plantea que el Partido Popular presente un 'proyecto de regeneración democrática' y de 'rectificación' que 'sea creíble' y que sirva para 'fortalecer' la 'visión nacional' de España.

En este sentido, insiste en que su partido 'tiene que obsesionarse con la presentación del proyecto, no tiene que preocuparse de más cosas, y ya es bastante'.

'Lo importante es que -la propuesta- sea creíble para muchos españoles y muchos jóvenes' que crean que España necesita un 'proyecto distinto que vaya más allá de las siglas'. Ese, dijo, 'es el papel histórico que le corresponde al PP'.

Por otro lado, el Estatut, según Mayor Oreja, fue fruto de 'aquel acuerdo de Perpignan' y de 'un impulso equivocado' y 'malo' del Gobierno en la primera legislatura de Zapatero. 'En aquella primera Legislatura que arrancaba con la negociación política con ETA', recordó e insistió en que 'todo eso es un error, por eso es importante la rectificación de todo aquello'.