Público
Público

"Me dolía escuchar que estaba acabado"

Rossi habla de sus opciones de futuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Valentino ha adquirido perspectiva con la madurez. Se nota en su discurso. No sólo por lo que dice. Sino por la forma en la que lo hace. Ayer, después de que un amigo, opositor a notaría, certificase su octavo título en su último show en la pista, Rossi mostró su lado más reflexivo en el repaso de su vida.

'Es complicado de decir, pero quizá éste título me sabe mejor que el primero que logré con Yamaha en 2004. Entonces, llegué con tres títulos consecutivos a una escudería en la que todo era nuevo para mí. Nadie esperaba que ganara, ni incluso nosotros, para ser honestos. Pero este año ha sido todo mejor porque no empezaba como número uno después de dos años sin títulos. Sabe diferente'.

Enseguida, Rossi habló de futuro. Así fue todo su relato ayer en Motegi, un continuo salto de lo que fue a lo que es. 'Firmé dos años más por Yamaha, a pesar de que tuve ofertas de otras marcas. Además de porque estoy muy contento en Yamaha, decidí no cambiarme porque probé una vez lo que significa y siento que no tengo la necesidad de tener que hacerlo de nuevo.

Si tuviera 20 años, quizá me lo plantearía, pero ahora ya (tiene 29) no, sinceramente'. De nuevo, vuelta al futuro a corto plazo. 'El próximo año será más complicado que éste. Ahora, vuelvo a ser el campeón del mundo y tengo que seguir demostrando que sigo siendo rápido. Pero todo dependerá de cómo logre hacer el invierno y del estado de forma en el que se encuentren Stoner, Pedrosa y también Lorenzo'.

Stoner, su peor rival

El australiano probará hoy nuevas evoluciones a la Demosedici de 2009 con la que Ducati pretende recuperar el título el próximo año. Un dato que Rossi asume con preocupación. 'Estoy convencido de que Stoner será el próximo año más fuerte que éste. De hecho, pienso que Casey es el peor rival que he tenido nunca, más difícil que Gibernau y que cualquier otro piloto contra el que haya competido en el pasado'.

Entonces, Valentino hizo un silencio. Es como si le doliera lo que iba a decir pero tenía que soltarlo. 'El año pasado, después de tantas temporadas cargadas de éxitos, me dolió escuchar que Valentino estaba acabado y que Casey era el nuevo Valentino. Como siempre he dicho, hasta que no pare de montar en moto, mi único objetivo será ganar. Ésa es mi vida e intento disfrutarla del único modo que conozco'.

A su juicio, su octavo título comenzó a fraguarse en los buenos resultados que obtuvo en Portugal y Jerez, circuitos donde Michelin sobresale ante Bridgestone, y en los que Stoner se encontraba enfrascado en la búsqueda de soluciones a su Ducati. 'Después de Barcelona, Casey me lo puso muy difícil'.