Público
Público

Medvédev plantea prioridades y tareas de Rusia para los próximos cuatro años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato presidencial del oficialismo, el viceprimer ministro Dmitri Medvédev, planteó hoy cuatro grandes prioridades y siete tareas para Rusia, al exponer los principales puntos de su programa.

"Debemos concentrarnos en las llamadas cuatro 'íes': instituciones, infraestructuras, innovaciones e inversiones", dijo Medvédev, citado por la agencia Interfax, en un foro económico celebrado en la ciudad siberiana de Krasnoyarsk.

Resaltó que hay que superar el nihilismo legal, disminuir las barreras burocráticas, reducir los impuestos, convertir el rublo en una moneda de reserva regional, modernizar las infraestructuras energética y de transporte, sentar las bases de un sistema nacional de innovación y cumplir un programa de desarrollo social.

El candidato del Kremlin, cuya victoria se da por descontada en los comicios del próximo 2 de marzo, indicó que en los próximo años una de las tareas clave es garantizar la independencia del sistema judicial de los demás poderes del Estado.

"Debemos erradicar la práctica de decisiones judiciales que se adoptan como consecuencia de llamadas telefónicas o por dinero", subrayo, Medvédev, jurista de formación.

Se pronunció a favor de continuar la humanización de la aplicación de la justicia, en particular en lo que se refiere a las medidas cautelares y las condiciones de vida de los reclusos.

El viceprimer ministro señaló la necesidad de introducir cambios en el sistema tributario y, en particular, acelerar la implantación de una tasa única y reducida del IVA.

Resaltó que el país debe crear un sistema financiero poderoso y abierto, que "en el futuro pueda convertirse en uno de los pilares de la estabilidad financiera del mundo".

Medvédev indicó que la libertad debe ser el principio básico de la política del Estado ruso.

"Nuestra política debe basarse en un principio en el que creo, (...) importantísimo para el funcionamiento de todo estado moderno que trata de lograr estándares de vida: la libertad es mejor que la falta de libertad", dijo

Precisó que ello se refiere a "la libertad en todas sus manifestaciones: personal, económica y, por ultimo, de expresión".

"Considero que lo más importante en la etapa actual es conseguir la armonía entre la libertad y el orden legal", subrayó Medvédev.

La corrupción, añadió, es la "más grave enfermedad que aqueja a nuestra sociedad" y hay que darle una "verdadera batalla".

"Hay que diseñar y poner en marcha un plan nacional de lucha contra la corrupción", subrayó.

En este sentido, destacó que el "éxito de la lucha contra la corrupción es inseparable del derecho de los ciudadano de recibir información veraz".

"Debemos defender la independencia real de los medios de comunicación, que son los que garantizan el flujo de información de la sociedad a los órganos de poder", dijo Medvédev.

Al concluir su intervención, el viceprimer ministro hizo un llamamiento a no desaprovechar la oportunidad que tiene hoy Rusia para mejorar radicalmente su situación económica.

"En la historia de nuestro país con frecuencia ha ocurrido que apenas comenzábamos a desplegar la alas nos sumíamos irresponsablemente en conflictos militares innecesarios o nos venía encima una revolución", advirtió Medvédev.

Añadió que la historia enseña muchas cosas, en particular, que "no hay que ser indiferente ante el futuro de uno mismo".

"Y hoy para nosotros es extraordinariamente importante tener un desarrollo estable y sostenible", dijo el candidato presidencial del oficialismo, que precisó que "la estabilidad no significa que hay que relajarse y no hacer nada bajo la ducha de petrodólares".

Medvédev, de 42 años, fue proclamado candidato a la Presidencia por el principal partido oficialista Rusia Unida con el respaldo del actual presidente ruso, Vladímir Putin.

El jefe del Kremlin, impedido por la Constitución para presentarse a la reelección para un tercer mandato consecutivo, declaró que está dispuesto a asumir el cargo de primer ministro en caso de que Médvedev sea elegido presidente.

Además del delfín de Putin, otros tres candidatos participan en las elecciones: el comunista Guennadi Ziugánov, el ultranacionalista Vladímir Yirinovski y Andréi Bogdánov, un político hasta ahora casi desconocido y al que se vincula al Kremlin.

Todas las encuestas señalan que sus posibilidades de vencer a Medvédev son nulas.